Las enfermedades mentales, síntomas y tratamientos

Las enfermedades mentales, síntomas y tratamientos

El siglo XXI, es sin lugar a dudas el de las enfermedades mentales. Y es que nunca antes el ser humano había padecido tal cantidad de trastornos distintos. Estos trastornos se caracterizan por la combinación de alteraciones del pensamiento, la percepción, las emociones, la conducta y las relaciones con los demás.

Entre los trastornos más comunes están la depresión, el trastorno afectivo bipolar, la esquizofrenia y otras psicosis, la demencia, las discapacidades intelectuales y los trastornos del desarrollo, como el autismo.

El número de enfermedades mentales aumenta a pasos agigantados, pero afortunadamente, existen estrategias eficaces para prevenir algunos trastornos mentales, como la depresión, tratamientos eficaces contra los trastornos mentales y medidas que permiten aliviar el sufrimiento que causan.

Pero para su tratamiento eficaz, es necesario que las personas enfermas, tengan acceso a la atención médica y los servicios sociales que les puedan ofrecer el tratamiento que necesitan, además de recibir el apoyo social adecuado. Así nos lo asegura la Psicóloga Marisa Hernández Torrijo, licenciada en psicología en la especialidad de clínica por la UNED. Máster y especialista en Psicología Forense. Máster en tratamiento de drogodependencia. Ejerce como psicóloga en Zaragoza, en su consulta privada realizando terapia de corte cognitivo-conductual, además de ejercer como psicóloga forense y colaborar con diferentes entidades y medios de comunicación. En su consulta, cuentan con el apoyo de otros profesionales de la salud mental como Dr. José Carlos Fuertes Rocañín como psiquiatra consultor y Rosa Blanca Andres Ortiz. Psicóloga. Máster en Neuropsicología. Aquí, tratan a pacientes que tienen un trastorno psicológico determinado, o con una sintomatología que les afecta en su día a día, o que simplemente necesitan mejorar sus habilidades sociales, autoestima, timidez o cualquier otro aspecto de su personalidad que presente déficit, además de pacientes con algún trastorno psiquiátrico que necesitan de una intervención multidisciplinar con apoyo psicológico. En la consulta de la Psicóloga Marisa Hernández Torrijo, se realizan informes psicológicos periciales.

Los trastornos más comunes de la actualidad y suS características

A continuación veremos una lista de las enfermedades mentales más comunes del siglo XXI, así como sus principales características.

1. Depresión

Afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo, y se da más en las mujeres que en los hombres. Entre los principales síntomas destacan la tristeza, pérdida de interés y de la capacidad de disfrutar, sentimientos de culpa o baja autoestima, trastornos del sueño o del apetito, cansancio y falta de concentración. Puede ser de larga duración o recurrente. Los programas preventivos reducen su incidencia tanto en los niños como en los adultos.

Además, se dispone de tratamientos eficaces, como los antidepresivos, aunque no se deben emplear para tratar la depresión infantil ni adolescente.

2. Trastorno afectivo bipolar

Este trastorno afecta a alrededor de 60 millones de personas en todo el mundo, y se suele caracterizar por la alternancia de episodios maníacos y depresivos separados por periodos de estado de ánimo normal. Durante los episodios de manía, el paciente presenta un estado de ánimo exaltado o irritable, hiperactividad, verborrea, autoestima elevada, falta de sueño… Existen tratamientos para mejorar el estado de ánimo , pero el apoyo psicosocial es un elemento esencial del tratamiento.

3. Esquizofrenia y otras psicosis

Afecta a alrededor de 21 millones de personas de todo el mundo y se caracterizan por anomalías del pensamiento, la percepción, las emociones, el lenguaje, la percepción del yo y la conducta. Puede ir acompañadas de alucinaciones y delirios.

El tratamiento con fármacos y apoyo psicosocial es eficaz, y el paciente puede llevar una vida productiva e integrarse en la sociedad.

4. Demencia

Afecta a unos 47,5 millones de personas que padecen demencia, que se caracteriza por el deterioro de la función cognitiva, afectando a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio.

No hay tratamientos que curen la demencia o reviertan su evolución progresiva, aunque el apoyo social y familiar es fundamental.

5. Trastornos del desarrollo, incluido el autismo

Se caracterizan por periodos de remisión y recidivas como muchos otros trastornos mentales, y se manifiesta por la afectación de facultades de diversas áreas del desarrollo, como las habilidades cognitivas y la conducta adaptativa.

La participación de la familia en el cuidado de las personas con trastornos del desarrollo es fundamental.