Tecnología 3d al servicio de la salud

Tecnología 3d al servicio de la salud

En la década de los 80 se iniciaron los pasos de la tecnología en tres dimensiones. Su recorrido a lo largo de estos cuarenta años ha sido un camino lleno de innovación que ha dado pasos de gigante. Sobre todo con la llegada de la era digital.

El otrora misterio de las imágenes en 3d ya no lo es. Ahora es una realidad tecnológica que no solo nos da una imagen, las replica. Las impresoras en tres dimensiones son capaces de replicar cualquier imagen y hacerlas realidad. Sobra decir las innumerables aplicaciones que esto tiene y sus muchas utilidades.

Lo que menos podíamos imaginar es que con esta tecnología, los avances en medicina serian algo destacable. Sin duda lo es. Hace ya una década que las ecografías, por poner un ejemplo, dejaron de ser una imagen turbia que difícilmente te dejaba ver al bebe con claridad si no eras experto. Sin embargo ahora, puedes ver los gestos y rasgos de tu bebe antes de que nazca.

No queda ahí el asunto. Esto va más allá.

Principales usos de la tecnología 3d en medicina

Uno de los campos que más se han beneficiado de esta tecnología es el sector dental. La odontología, como nos comentan expertos de Blanc Clinic, ha encontrado un gran aliado en la tecnología en tres dimensiones. Gracias a estos aparatos, la cirugía guiada es un hecho que reduce el tiempo de las cirugías a la par que ofrece una precisión casi absoluta.

La cirugía pasa a ser menos invasiva lo que se traduce en un postoperatorio más corto y con menos molestias, ya que no es necesario la utilización de suturas. Las heridas son más limpias y menores.

Desde maquinas digitalizadoras hasta impresoras para obtener una imagen completa de la boca y hacer a medida las piezas necesarias. Las posibilidades son muchas. Se acabaron los incomodos moldes de pasta y los procesos minuciosos para elaborar las dentaduras, prótesis o férulas.

Implantando en los laboratorios la tecnología 3d, los pacientes ganan en tranquilidad. Los procedimientos son menos laboriosos y molestos; y los resultados, inmejorables.

Otra ventaja es que puedes ver los resultados antes de llevar a cabo el tratamiento y modelar tu sonrisa prácticamente a la carta.

En otros campos de la medicina, su utilización es más limitada actualmente. Aun no se pueden imprimir órganos funcionales pero están en el camino para lograrlo. Donde más ayuda brinda es a la hora de preparar cirugías. Con la recreación de los órganos del paciente, el cirujano puede simular la operación y poder así anticipar posibles inconvenientes.

Con las impresoras pueden hacerse prótesis para las personas que han perdido algún miembro con un menor coste que las habituales. Sin olvidar las de tipo óseo que pasaran de ser piezas de titanio a réplicas exactas de la parte que haya que reemplazar.

El uso de la impresión en 3d promueve que se abaraten los costes y se acorten procesos. Si bien los equipos no son asequibles (todavía) a todo el mundo, la inversión se amortiza rápido. Las ventajas son muchas y las desventajas, pocas.

Con la bioimpresión pueden recrearse órganos con tal precisión que si bien todavía no son funcionales, sirven para un mejor entrenamiento de los cirujanos. Otra utilización que se le da es la creación de piel sintética a partir de células del paciente. En campos como la cirugía plástica y de reconstrucción o la dermatología, su utilización seria de un valor nada desdeñable. Sobre todo para los pacientes

Todavía queda mucho camino por recorrer, camino se está haciendo rápido indudablemente. La sanidad está invirtiendo en la implementación de tecnología tridimensional por sus muchos beneficios y ventajas.

El hecho de que partiendo de un modelo concreto puedas obtenerlo en tres dimensiones con total precisión y en un mínimo de tiempo, es una cuestión primordial que en medicina sobre todo, beneficia mucho. Pensando en los riesgos y la desesperación que producen las largas esperas hasta que llega tu prótesis, o en la anticipación en las cirugías que pueden ser simuladas, resulta difícil de creer que no todos los hospitales cuenten con estos avances.

Realmente es una revolución de la que todo el mundo debería poder beneficiarse. Seguramente, no tardaremos mucho en poder comprobar todas las ventajas que la tecnología 3d puede ofrecer.

Deja una respuesta