Reportajes post-boda en otros países

Reportajes post-boda en otros países

No es lo más normal del mundo, ni siquiera es algo que hagan muchas parejas la verdad, pero últimamente hay algo más que se puede añadir a los gatos de una boda, y es que se ha puesto muy de moda llevarte al fotógrafo contigo en el viaje de novios para que te haga un reportaje post-boda en el país elegido, tanto con los trajes de novios como con ropa de calle.

Obviamente, si quieres tener un reportaje de estas características, no sólo deberás pagar el trabajo del profesional de la fotografía, sino también su viaje al completo que, como mínimo, debería ser de dos o tres días así que id sumando a la luna de miel unos 800-1000 euros más del trabajo del fotógrafo, más sus vuelos de ida y vuelta, más dos o tres noches de alojamiento en una habitación individual, más las dietas para desayunos, comidas y cenas. Un capricho que puede costarte un ojo de la cara pero que parece estar poniéndose de moda en estos últimos años.

De hecho, el despilfarro puede llegar a cotas tan altas que se pueden llegar a realizar dos lunas de miel. La primera, de corta duración, con el fotógrafo para conseguir unas imágenes preciosas con paisajes de fondo donde aparezca la Torre Eiffel, el Puente de Londres o, en los casos más adinerados, la Estatua de la Libertad. Y la segunda a solas con tu nuevo marido o mujer disfrutando del inicio de una nueva vida juntos (o la continuación de la misma, según el caso).

Hemos hablado con uno de los fotógrafos más demandados a  nivel nacional gracias a su trabajo y a su creatividad en este tipo de reportajes de boda, el alicantino Luís Oliva, quien reconoce que cada vez son más las parejas que le proponen un viaje post-boda para hacerse un bonito reportaje fotográfico.

De todos modos aún hay muchas parejas que ven en el reportaje post-boda una manera más de sacarte el dinero y por eso optan sólo por contratar el reportaje del día del evento en cuestión, más por guardar el recuerdo que por otra cosa. Este tipo de parejas no contratan ni pre-boda ni post-boda y suelen querer fotografías muy sencillas.

shutterstock_324496094reducida

Los mejores países para una post-boda

Pero ¿qué destinos son los más seleccionados por las parejas que además de querer un reportaje de post-boda, lo quiere en otro país? Veamos los más solicitados:

París. La ciudad del amor, de la luz y de los restaurantes caros. En la capital francesa sale más barato comprarte algo de ropa que invitar a cenar al fotógrafo a un restaurante en condiciones pero claro, si te lo llevas lejos de España hay que pagarle las dietas, por lo que más te vale que vayas preparando el bolsillo con unos buenos ahorros.

Roma. Las imágenes de la pareja en tonos sepia con el Coliseo al fondo son las más demandadas por los nuevos matrimonios que quieren un recuerdo de estas características. Roma, si sabes buscar, no es una de las ciudades más caras. De hecho hay algunos B&B dignos de las 5 estrellas que se gastan algunos de los hoteles de lujo más caros de la bella Italia cuyo precio oscila entre los 100 y 150 euros la noche. Nada mal, ¿verdad?

Tailandia. Pues sí, aunque parezca una locura ir hasta Tailandia para hacerte un reportaje de fotos hay muchas parejas que optan por este exótico país para conseguir las fotografías perfectas de su boda. La comida es barata y el alojamiento también puede resultar bastante económico, el mayor problema de este viaje fotográfico es que el avión te saldrá por un ojo de la cara y hay que tener muchísimo cuidado en donde te metes a hacerte la fotografías sino quieres salir del país deportado.

¿Y vosotros, os animáis a hacer una escapada romántica con un buen fotógrafo que os tome las instantáneas o preferís pasar del tema y sacaros vuestras propias fotos en la luna de miel?