Los productos y platos típicos que debes probar si viajas a Salamanca

Los productos y platos típicos que debes probar si viajas a Salamanca

Salamanca es una ciudad española conocida por su Universidad y la belleza de sus monumentos históricos como la Plaza Mayor o la Catedral. Pero en esta ciudad no solo se puede practicar turismo cultural, es un lugar perfecto para practicar turismo gastronómico debido a la amplia oferta hostelera y a la calidad de sus restaurantes. Y en esta visita a Salamanca hay algunos productos y platos típicos que deberías probar. Unos productos que te vamos a explicar en este post.

  • Jamón de Guijuelo

Uno de los productos más deliciosos y típicos de la gastronomía salmantina es el Jamón de Guijuelo. En Salamanca encontrarás este producto en la carta de la mayoría de restaurantes, pero incluso existen tiendas especializadas en el centro de la ciudad en las que venden bocadillos de jamón o cucuruchos con lonchas y picos. Pero lo que está claro es que no te puedes ir de Salamanca sin probar su jamón y si te aficionas deberías saber que puedes comprar este manjar desde casa. Sí como lo oyes, se puede comprar jamón de Guijuelo en la tienda online Jagus. “Disponemos de jamón de Guijuelo de la marca Beher en paleta o loncheado”, confirman desde Jagus, tienda online en la que comprar jamón ibérico de gran calidad al mejor precio.

  • Hornazo

El hornazo es otro de los productos gastronómicos típicos de Salamanca. Que además se consume en una de las principales celebraciones de esta ciudad española, el Lunes de Aguas. En este día es tradición que los salmantinos acudan a las orillas del río Tormes para degustar junto a familia o amigos del tradicional hornazo.

¿Pero qué es este producto? El hornazo es una masa rellena de embutido y en esta provincia española se elabora con jamón, lomo y chorizo. Además, en algunas ocasiones también se le añade huevo duro. Se puede comprar en muchos establecimientos, desde panaderías, pastelerías o las tiendas especializadas en jamón de las que hablábamos anteriormente.

  • Chanfaina

La chanfaina es un plato que se puede degustar en muchas zonas de España. Sin embargo, en cada región se elabora de una manera diferente o varían ligeramente los ingredientes. Pero en la provincia de Salamanca este plato es muy conocido y se puede degustar en multitud de restaurantes. Normalmente en Salamanca se elabora con diferentes productos de casquería como callos o sangre cocida, pero también lleva arroz, huevo cocido y varios aderezos como laurel, comino, pimentón picante y pimienta negra.

  • Farinato

El farinato es un embutido típico de la provincia de Salamanca, pero que también se consume en otras provincias de Castilla y León como Zamora o León. El farinato se elabora con manteca o grasa de cerdo, cebolla y miga de pan. Unos alimentos que se condimentan con ajo, cal, cebolla, pimentón, anís y aguardiente. Posteriormente, la mezcla se embute en tripa natural o sintética y se le da una forma de herradura. Tiene un color rojizo mucho más llamativo que el del tradicional chorizo y en el aspecto lo más destacable es la forma de herradura que indicábamos con anterioridad.

Este embutido se consume de diferentes maneras, natural en bocadillo o con un poco de pan, a la plancha o frito. Pero una de las formas más típicas de comerlo es con huevos fritos.

  • Patatas meneás o revolconas

Las patatas meneás, también llamadas patatas revolconas, es otro plato típico de Salamanca. Como su propio nombre indica se elabora a base de patatas, pero la receta tradicional también incluye panceta o torrezno, pimentón, laurel, ajo, aceite de oliva y comino. Un plato con ingredientes muy tradicionales pero que está de escándalo y que podrás probar como tapa o plato completo.

  • Carne de morucha

La carne de morucha es otro alimento característico de esta provincia castellana, tanto que cuenta con la distinción de Indicación Geográfica Protegida. La morucha es una raza bovina que destaca por su calidad y jugosidad. Las vacas moruchas se crían en la dehesa de manera natural lo que les da a sus carnes una calidad superior.

Si quieres degustar esta carne en tu viaje a Salamanca tienes muchas opciones, ya que cada vez más restaurantes están apostando por incluir este producto autóctono en su carta. Además, se puede comer de diferentes maneras, pero una de las más tradicionales es en estofado.

Estos son los principales productos y platos típicos de la gastronomía salmantina. Unos productos que no deberías dejar de probar en tu viaje a la ciudad del río Tormes o en tu visita a cualquier zona de la provincia.

Deja una respuesta