Consejos para elegir la mampara de ducha o el baño

Consejos para elegir la mampara de ducha o el baño

La elección de la mampara de ducha o el baño perfecto puede parecer algo fácil, pero es necesario dedicarle su tiempo. Vamos a ver una serie de aspectos que profesionales reputados como mamparamarket.es creen que son vitales para elegir una buena mampara y no fallar.

Funcionalidad

Pensemos en el espacio que hay, si tenemos mucho, es posible añadir cualquier modelo. En el caso de que no sea tanto, habrá que optar por diversas alternativas, como las puertas correderas. Siempre hay que pensar que cuanto más elegante, menos funcional será.

Estanqueidad

Es vital que se cumplan las normativas que marca la CE, pues proporciona gran seguridad, ya que el certificado CE, precisamente lo que quiere dar es garantías de la seguridad en los productos que se venden en la Unión Europea.

Control calidad de mamparas

Vamos a dar una serie de tips en cuanto a los factores que van a ser claves en las elecciones:

Los vidrios de la mampara deberán tener como mínimo un espesor de 4 mm, cuanto mayor espesor, más seguridad, pero también va a ser más caro el producto.

Los rodamientos son fundamentales que tengan calidad, así como los pertinentes refuerzos de los rodamientos, por lo que la puerta se va a poder deslizar con más facilidad y resistir mucho mejor el paso de los años.

Las gomas deberán estar fabricadas también con materiales de lo más resistentes, pues a nadie se le escapa de que con el paso del tiempo pasan a deteriorarse y deben ser sustituidas.

El vidrio en cuanto a las normas vigentes tiene que ser de tipo termo endurecido o también llamado templado. No olvidemos que el vidrio si se rompe debe fragmentarse al menos en 40 partículas. De ea manera es posible decir que el vidrio de la mampara es seguro.

No hay que olvidarse de que cuando se adquiere una mampara para la ducha el servicio post-venta y la garantía son importantes. Por ello es fundamental que el producto cuente con garantías y que, aunque sea obligatorio el periodo de dos años indicado por la ley, hay algunas marcas que llegan a dar hasta 3 años de garantía.

El servicio post venta es fundamental, por lo que la empresa en quién confiemos deberá darnos garantías de que ellos trabajan con una serie de proveedores que dejen claro que si hay problemas en el futuro habrá los repuestos necesarios para cada modelo de mampara de ducha.

Un aspecto con el que muchos usuarios se encuentran es el de que llaman pidiendo repuestos de marcas o de modelos que ya no existen ahora. Es por eso que el tema de los proveedores tiene más importancia de la que pueda parecer.

Se recomienda que, de cara a que la limpieza sea más sencilla, la mampara cuenta con un tratamiento que sea antical, con el que no vamos a evitar el tener que limpiar

La mampara no tan asiduamente, pero si que es verdad que elimina el poro que vaya a encontrarse en la zona superficial del vidrio y que ayuda a que la cal deslice sobre el vidrio más fácilmente.

Seguro que esta información que os hemos proporcionado es de gran utilidad en la mampara para el baño.

Vivimos unos años en los que las mamparas de baño han pasado de ser algo aislado a una tendencia que se ve, tanto en las casas nuevas como cuando se afrontan las reformas de calado, algo que siempre hay que tener en mente y valorar.

En el caso de las personas mayores, es interesante tener una mampara, puesto que las bañeras no solo gastan una mayor cantidad de agua, también son susceptibles de terminar causando graves accidentes que puede acabar con sustos, roturas y demás.

Con una buena mampara se evitan este tipo de cosas y además se aprovecha mejor el espacio. Las bañeras en no pocos hogares son pequeñas y al final no se utilizaban prácticamente nada.

Con todo ello, os animamos a una apuesta decidida por las mamparas, pero siempre valorando que sean de marcas fuertes y que los profesionales que las instalen cuiden todos los detalles para que tengas mampara para el baño para muchos años.

Por lo demás, desearos una buena elección y no mirar solo el precio, pues a veces merece la pena invertir más en buenas calidades, aunque el precio termine siendo algo más elevado. La calidad no es gratis y merece la pena en ciertas cosas hacer un esfuerzo, puesto que de lo contrario vamos a terminar gastando más si se produce una rotura o deterioro antes de tiempo.

Deja una respuesta