Una celebración con catering

Una celebración con catering

Seguro que ya lo sabías, pero por si no lo sabes, la mayoría de los restaurantes (por no decir todos) se aprovechan de la BBC. Es decir, de las bodas, bautizos y comuniones. Es tan fácil como ir un fin de semana cualquiera, pedir un menú y pagas, por ejemplo 20 euros. Pero ay amigo, como digas que quieres organizar allí una comunión, ese mismo menú quizás pase a los 40 euros. ¿Por qué? Pues porque ellos lo valen.

Por eso, recomiendo que se mire y mucho, realizar una celebración con catering. Mis experiencias han sido excelentes y los datos dicen que la gente apuesta más por este tipo, incluso para Navidades. La gente ha quedado encantada y por qué no decirlo, mi cuenta corriente también. Tengo claro que las celebraciones en los restaurantes con menús se han acabado para mí. Si os parece, os cuento a grades rasgos, cómo fue la comunión de mi hijo Álvaro, donde contamos con La Frolita ,que es una empresa especializada en catering de comuniones en Madrid.

shutterstock_446239897reducida

Qué incluía

Después de ponernos en contacto con ellos, por cierto, todo fueron facilidades. Acudimos un día allí y nos ofrecieron los diferentes menús que tienen para celebraciones familiares. El que más me llamó la atención fue el Coctel Party Luxe. Os cuento lo que incluía. Para empezar, comenzamos con una ración de serrano y lomo con picos de Jerez; ración de quesos manchegos con picos de Jerez, tartaleta de ensaladilla de cangrejo y piña, chapatita de morcilla ibérica, mini-quebab de pollo al curry con canónigos, mini-hamburguesa con salsa barbacoa, queso y cebollita crujiente, mini-muslito de pollo adobado, tortillita francesa de verduritas, empanadilla artesana de pisto manchego y atún, samosa de cebolla caramelizada con salsa turca, y de postre, pasteles variados. Como puedes ver, variado, y con cosillas muy adaptadas para los menús de los niños. Y el precio, pues nada caro, 11 euros por persona. Para la bebida apostamos por refrescos, cervezas, agua y vinos, cuyo precio va a aparte.

Además me gustó mucho porque se cuidan los detalles. Por poner un ejemplo, todos los productos iban en bandejas desechables de un solo tipo de producto, además nos comentaron que los platos calientes se calentaban en microondas en la misma bandeja o en horno caliente pero apagado.

Ahora bien, si estás pensando que tú no tienes lugar para acogerlo, no te preocupes porque ellos también te lo buscan. Por ejemplo, visto el éxito de mi comunión, unos meses después mi cuñada también quiso contar con esta empresa de catering a domicilio en Madrid, pero les pidió que les buscara un recinto. Se hizo en Khomeclub, un espacio acogedor en la zona de Chamberí, entre Colón, Almagro y Alonso Martínez. Fue una gozada porque cuentan con una pared que cobra vida y donde mi sobrino Carlos alucinó. El aforo es para 49 personas, que es ideal para una comunión familiar. Luego si quieres celebrar una boda, o algo con más invitados también disponen de más lugares. Nosotros también hicimos una cena de empresa muy divertida de esta manera.

Como puedes comprobar, el precio fue excelente, la gente acabó muy contenta y la experiencia fue gratificante. Tengo claro que estas celebraciones seguiré haciéndolas con servicios de catering.