Surf en invierno sin salir de España ¿por qué no?

No sé por qué la gente se empeña en pensar que el surf es un deporte de verano. Puede que al hacerse en el agua nos dé por pensar en playas paradisíacas a una temperatura fantástica, pero la realidad es que en el Mediterráneo se puede practicar este deporte en cualquier época del año. Eso sí, si eres friolero/a llévate un buen neopreno, aunque con eso es suficiente. También es verdad que poco a poco vamos concienciando más a la sociedad a través de noticias o artículos, la mayoría de ellos online, pero aún queda mucho por hacer.

El surf es un deporte de invierno en nuestro país, básicamente porque no somos Australia ni tenemos las playas de Kalifornia, así que la mejor época para practicarlo es cuando vienen borrascas o vientos del sur. Ahora bien, que haya nombrado a Kalifornia o Australia como destinos top para practicar surf no significa que en España tengamos que envidiar sus playas. Aquí tenemos también algunas joyas dignas de ser mencionadas.

Los mejores destinos para practicar surf en España

Santiago de Pantín

Pantín se encuentra en Galicia, en La Coruña, y es una zona conocida por todos los amantes de este deporte. No obstante, ya que hablábamos antes del invierno, es necesario mencionar que este municipio es muy famoso por el certamen Pantín Classic Galicia Pro, que suele celebrarse a principios de Septiembre, un mes que aún suele considerarse verano por las altas temperaturas.

ActfFiCom, la escuela de surf referente en Santiago de Pantín, nos ha asegurado que en invierno también hay olas fantásticas que pueden navegarse en las playas de esta localidad. De hecho, la playa de Pantín es conocida por muchos expertos como la Catedral del Surf en el mar Mediterráneo. Tiene forma de herradura, por lo que hay olas durante todo el año, sin importar la marea que haya.

Zarautz

En Guipúzcoa, en el País Vaco, encontraremos Zarautz, la cuna del surf vasco, con una playa de casi 3 kilómetros y olas que pueden alcanzar los tres metros, con picos variables de izquierdas y derechas que rompen sobre el fondo de la arena. Es ideal para practicar surf tanto si eres principiante como si eres experto, solo tienes que tener algo de visión para saber cuándo una ola es apta para ti y cuando no.

Los habitantes de esta localidad viven la pasión por el surf desde hace décadas, por lo que no es complicado codearte con amantes de este deporte en cualquier rincón del municipio.

Empuriabrava

En Cataluña, en Gerona concretamente, encontraremos Empuriabrava, donde encontraremos la ola más constante de toda la geografía española. Se encuentra en el Golfo de Rosas y la temperatura del agua suele ser cálida durante todo el año.

Fuerteventura

No podíamos olvidarnos de Fuerteventura, en Canarias, donde la costa se extiende hasta donde alcanza la vista. En la zona norte de la isla, en Cotillo, encontraréis fantásticas olas en invierno, pero no te atrevas con ellas si no eres muy experimentado porque suelen ser olas grandes y agresivas.

Las olas, de izquierda y derecha, no siempre rompen perfectas pero los fondos de arena dan varios picos. El Cotillo recibe primero los oleajes del Atlántico, pero siempre hay olas para todos los niveles en uno u otro punto de la isla.

Playa de Famara

En Lanzarote encontraremos esta playa, en el municipio de Teguise, que se estiende por 6 kilómetros de costa. Aquí encontraremos olas suaves pero muy divertidas, perfectas para los principiantes. Además, como casi nunca se masifica, no hay problemas de aparcamiento ni de espacio para coger olas.

Torrevieja La Mata

Ya en el sureste español encontramos Torrevieja, con la playa de La Mata a la cabeza para este deporte, en la ciudad de Alicante. Según muchos aficionados, aquí encontraremos la mejor ola de toda la costa mediterránea, una ola que puede alcanzar el metro y medio de altura, de derechas, y con rompiente en la playa. Ahora bien, debemos tener en cuenta que esta ola solo aparece cuando el oleaje es del norte o de levante.

Playa del Palmar

Y más hacia el sur encontraremos la Playa del Palmar, en Verjer de la Frontera, Cádiz, un arenal perfecto con más de 4 kilómetros de longitud con olas fantásticas cuando sopla el viento de Poiniente.