Las ventajas de no llevar gafas

El otro día entré a un bar, eran las once de la noche, en la calle hacía frío, y cuando entré mis gafas se empañaron que no me dejaron ver nada durante casi 4 minutos. Hace dos semanas fui al gimnasio, estaba haciendo un ejercicio de cardio y de repente se me cayeron las gafas. La avería me salió por algo más de 100 euros. Fue entonces cuando decidí que me iba a operar la vista para dejar de tener gafas. Y así comencé a ver las ventajas que tendría al abandonar las gafas.

Creo que no hay algo más gratificante que volver a ver, sin tener nada que te moleste en la cara. Es como volver a nacer y sentir que el viento te dé en los ojos. Poder frotarte sin tener que apartar las gafas. Estas son algunas de las ventajas.

  • Si llueve, los cristales se llenan de gotas, no te dejarán ver nada y tendrás que limpiarlas una y otra vez.
  • Si entras a un gimnasio en el que hay piscina climatizada, cocinas, o te tomas un café o algo caliente, se te empañan. Como me pasó a mí en el bar, vas a tener que estar de 3 a 5 minutos sin ver nada.
  • La incomodidad es otra de las grandes desventajas de llevar gafas. Las gafas se tuercen cuando damos dos besos a otra persona, se clavan cuando nos echamos en el sofá a dormir la siesta y se pueden caer al hacer movimientos bruscos. Cuando practicamos deporte, se escurren con el sudor, o directamente se pueden caer al suelo y romperse. Así que suma y sigue.
  • Las gafas se ensucian. Se ensucian mucho, de hecho, y es muy estresante estar viendo una mancha y no poderlas limpiar. Las tocas sin darte cuenta y se ensucian, salpica algo y se ensucian… Se ensucian por todo.

Complementos

También te impiden ponerte otros complementos de protección. Por ejemplo, es muy complicado usar un casco de moto con gafas, pero también lo es ir al cine a ver una película en 3D, porque no podrás colocarte bien las otras gafas. Yo lo hice una vez y la verdad es que fue todo un espectáculo. La lista sigue con otras limitaciones variadas, como usar ciertos gorros,  hacer submarinismo, etc. Además, si quieres usar gafas de sol, éstas también tendrán que estar graduadas y te tocará ir cambiándotelas. Y suelen ser caras.

Aunque es más banal, no le quedan bien a todo el mundo, por mucho que los anuncios se empeñen en hacernos ver lo contrario. Cuando te las quitas para una ocasión especial todo el mundo se pasa la velada repitiendo lo extraño que te ves sin ellas. Hay que saber qué gafas queda bien a cada uno.

No hay nada como que te ciegue el sol o no reconozcas tu cara en una foto porque el flash está reflejado en tus cristales. Recuerdo que me compré unas reflectantes porque eran muy buenas para trabajar frente al ordenador. Vale, eso me lo creo, pero eran muy malas para mi vida social. En todas las fotos salía con un color amarillo que es normal que todo el mundo me preguntara qué me pasaba. ¿Estás enfermo?, me preguntaban los amigos. Lo de verme en las fotos era patético.

Yo lo tengo claro, dejo las gafas. La operación no es cara y suelen tener precios muy asequibles, así que vas a poder recuperar ese dinero en poco tiempo. Solo hay que ver cuánto te gastas en gafas.

Para deportistas

Si practicas deporte y deseas prescindir de tus gafas o lentes de contacto te interesa conocer las ventajas de las diferentes cirugías antes de tomar una decisión. Son tres las cirugías láser que se emplean en la actualidad en la clínica oftalmológica Centrofarma para corregir miopía, hipermetropía y astigmatismo LASIK,PRK y ReLEX smile, esta ultima desarrollada e implantada en todo el mundo por Zeiss en la segunda década de este siglo.

Como has podido ver los inconvenientes son más que las ventajas de las gafas. Por suerte, hoy día tenemos la opción de liberarnos de las gafas gracias a la cirugía, que permite la prescindir de ellas en casi todos los casos. ¿Vas a decir adiós a las gafas? Yo sí.