Las ventajas de reciclar en casa

Las ventajas de reciclar en casa

Reciclar tiene muchas ventajas; por una parte, reciclar disminuye la cantidad de basura generada y evita el deterioro del planeta por sobreproducción; por otra, permite reducir el consumo global de electricidad, materias primas y recursos naturales como el agua, el petróleo o el aceite.

Por ejemplo, la producción de residuos casi se ha duplicado en los últimos 30 años transformando el planeta en un enorme cubo de basura. Los vertidos de plásticos llegan a los océanos destruyendo la vida marina, tanto así que cada año mueren 1.000.000 criaturas marinas por la contaminación plástica de los mares. Así, con nuestro uso desmedido del plástico hemos terminado creando verdaderas islas de basura en los océanos. Y en estos casos, el reciclaje es una de las maneras más fáciles de combatir el problema.

Por si esto no es suficiente, el reciclaje no sólo tiene sentido desde el punto de vista ambiental, sino también desde el punto de vista económico. Al reciclar estamos ahorrando materias primas y energía en su elaboración. Por ejemplo si reciclamos solo cuatro botellas de vidrio, logramos ahorrar la energía suficiente equivalente al funcionamiento de un frigorífico durante un día o el equivalente a lavar la ropa de cuatro personas, mientras que cada tonelada de papel reciclado representa un ahorro de energía de 4100KWH. Imagina lo que ahorraremos si convertimos estos pequeños gestos en parte de nuestra rutina.

¿De qué se trata el reciclaje?

El reciclaje se trata de someter un material usado a un proceso para que se pueda volver a utilizar. Este proceso, que cada persona puede hacer en su hogar, tiene como finalidad proteger el medio ambiente y optimizar los recursos.

Las ventajas del reciclaje

Además de cumplir con este objetivo de protección del medio ambiente y optimización de los recursos, el reciclaje ofrece muchas otras ventajas. Bioplásticos Alhambra, empresa especializada en la elaboración de productos de plásticos biodegradbles, nos comentan algunas:

Preserva los recursos naturales

Como ya hemos dicho, una de las principales ventajas de reciclar es la preservación de los recursos naturales. Por ejemplo, si reciclamos el papel estamos evitando una buena cantidad de talas innecesarias y por consiguiente, la contaminación de agua que conlleva la fabricación del mismo.

Así como pasa con el papel, al reciclar los productos podemos reutilizarlos, por lo que no se necesita volver a sacar la materia prima de la naturaleza.

Menos contaminación

Cada año decenas de toneladas de plásticos acaban en los océanos, destruyendo el hábitat marino y la salud de nuestro planeta. Para evitar que esto siga pasando, solo basta con hacer algo tan simple como reciclar. Así todos esos residuos plásticos que creamos pueden tener una segunda vida útil en vez de  terminar flotando en nuestras costas. Sin duda, este es otro de los grandes beneficios de reciclar.

Ahorro de energía

Otra de las ventajas del reciclaje es el ahorro de energía  y, como consecuencia de esta reducción de costos, se facilita el proceso de fabricación y se emiten menos gases de efecto invernadero. De hecho, en muchas ocasiones los consumidores también salen ganando, pues los productos que adquieren también son más económicos. Fabricar un producto de cero implica más procesos que si se recicla uno preexistente, lo que implica unos gastos de energía que se pueden elevar hasta un 25%.

Ahorra dinero

Reciclar residuos orgánicos o inorgánicos en el hogar puede tener un sinfín de usos a nivel funcional, decorativo o incluso artístico, por lo que también ahorramos dinero, a la vez que ayudamos a reducir la contaminación.

En el reciclaje creativo, ser amable con el planeta también nos trae un provecho, ya que al darle otro uso al material que ya no utilizamos, podemos lograr ahorrarnos algunas compras. Solo es cuestión de utilizar un poco la imaginación. Por ejemplo, puedes hacer tus propios adornos navideños reciclados o decorar jardines con material reciclado. La imaginación y la creatividad son el límite.

Ahorra petróleo

Hay que tener en cuenta que el petróleo es la materia principal mediante la cual se fabrica el plástico, por lo que uno de los principales beneficios del reciclaje es el ahorro de un recurso no renovable que cada día escasea más en el mundo. Mediante el reciclaje podemos ahorrarnos miles de toneladas de petróleo al año, uno de los primeros pasos para un cambio global en el que se destierre de una vez por todas el consumo de los combustibles fósiles.

Cómo reciclar en casa

Materiales reciclables más comunes

Si quieres reciclar pero no sabes por donde comenzar, te comentamos que prácticamente todos los elementos que nos rodean en nuestro hogar pueden reciclarse o reutilizarse. Por lo que es más fácil de lo que crees  adquirir nuevos hábitos que nos ayuden a conseguir mayor calidad de vida y un planeta más sostenible.

Los principales materiales que podemos reciclar en casa son:

  • Envases de plástico como botellas, botes de champú, bolsas de snacks, tapas y tapones y tarrinas y tapas de yogurt.
  • Bolsas de plástico.
  • Tetrabricks de leche y zumo.
  • Latas de aluminio.
  • Envases de papel y cartón como las cajas de cereales o zapatos.
  • Periódicos y revistas.
  • Botellas de vino o cava.
  • Frascos de colonia.
  • Tarros de mermeladas y conservas.
  • Pilas de uso doméstico.
  • Electrodomésticos.
  • Aparatos electrónicos.
  • Bomillas
  • Aceite usado.
  • Muebles

Todo lo que debes saber para reciclar en casa

Ahora que ya sabes todos los productos reciclables que tienes a mano en casa, hay ciertas cosas que debes hacer antes de darles una segunda vida útil. Y es que, aunque parece sencillo, muchas veces no sabemos cómo reciclar de manera práctica. Por eso, algunos consejos para conseguirlo son:

  • Lee las etiquetas y envases. La información sobre reciclaje disponible en etiquetas y envases de plástico puede ser muy útil. Estas tienen un código especial que indica el material o mezcla de materiales utilizados en su fabricación, e incluso a veces también nos indica en qué contenedor debemos depositar un envase.
  • Separa los residuos en recipientes independientes. El primer paso para reciclar en casa es tener recipientes independientes para cada tipo de residuo. Es algo sencillo de hacer y facilita mucho la clasificación de la basura.
  • Deposita los residuos en el contenedor correspondiente. Esta simple acción facilita que los residuos se incorporen antes a la cadena de reciclaje. Localiza la zona de contenedores más cercana a tu vivienday procede de la siguiente manera: deja los envases de plástico, latas y bricks en el contenedor amarillo; los papeles y cartones en el contenedor azul; y el vidrio en el contenedor verde. Para los residuos orgánicos, el contenedor marrón es el correcto, y para aquellos materiales con mezcla de residuos orgánicos como pueden ser pañales, algodones, etc., los contenedores grises son los más adecuados.
  • Aprende qué hacer con los residuos especiales. Los residuos especiales como aparatos electrónicos o muebles se deben depositar en los puntos limpios. Las pilas y el aceite de cocina también tienen sus contenedores específicos. Lo mismo ocurre con los medicamentos, que no puedes tirar a la basura por su toxicidad y que debes dejar en uno de los puntos SIGRE situados en algunas farmacias.
  • Recicla el aceite de cocina. Uno de los problemas habituales al reciclar en casa esqué hacer con el aceite usado. Este residuo debe depositarse en un contenedor especial en vez de  tirarlo por el inodoro o por la pila de la cocina. Mejor almacénalo en botes de vidrio y cuando estén llenos, llévalo a un punto de recogida.
  • Limpia los envases de comida antes de tirarlos al contenedor. Otro consejo básico es limpiar los envases de comida como latas o botes antes de echarlos al contenedor. En el caso de las botellas de aceite o los envases de productos cosméticos y de limpieza no deben enjuagarse antes de su reciclaje para evitar vertidos químicos o tóxicos en el agua.
  • Reduce el tamaño de botellas y bricks. Para reciclar deberás acumular envases temporalmente. Por lo que un truco que puedes aplicar para optimizar el espacio de almacenaje es “aplastar” los bricks y las botellas de plástico, o meter las latas de metal unas dentro de otras, según su tamaño, para reducir el riesgo de cortes.
  • Involucra a toda tu familia y entorno en tu plan de reciclaje. Para que el reciclaje en casa sea efectivotodos los miembros de la familia, incluso los más pequeños, deben participar. Así que deberás crear conciencia en todos los miembros de tu familia sobre la importancia de realizar estas pequeñas tareas diarias.

Reciclar y reutilizar van de la mano

Esta conciencia ambientalista no solo se trata únicamente de clasificar los residuos del hogar y llevarlos a su contenedor, sino también de adoptar hábitos para reutilizar materiales y fomentar el consumo responsable. Por ejemplo, puedes comenzar a llevar tus propias bolsas de tela o rejilla para hacer la compra y no consumir tantas bolsas de plástico. Otro ejemplo es usar los botes de cristal de conservas para guardar pasta, especias, cereales o legumbres.

Recuerda, reciclar en casa de manera correcta es una tarea rutinaria básica que merece la pena y contribuye a cuidar nuestro hogar principal, el planeta Tierra.