El color, un elemento indisociable de la práctica deportiva

El color, un elemento indisociable de la práctica deportiva

¿Sabías que el color juega una importancia tremenda en el deporte? Se trata de dos cuestiones que, aunque en principio no invitan a pensar en una relación común, sí que la tienen cuando convergen en el cerebro humano. No cabe la menor duda de que las marcas deportivas y los clubes de fútbol, por poner un ejemplo, lo saben. Y por eso intentan escoger unos colores corporativos que ayuden a que las sensaciones que buscan conseguir en sus aficionados, efectivamente, se terminen instalando en ellos. Eso termina generando un sentimiento de pertenencia tremendo en el seno de mucha gente.

Hay estudios que ya se han encargado de poner de manifiesto la importancia que tiene el color en el plano deportivo. Uno de ellos es al que hemos podido acceder gracias a la web de Vivir Bien es un Placer, que habla acerca de la influencia de los colores en el deporte. En él, se establecen las cualidades principales de los siguientes colores:

  • Rojo: se relaciona con lo agresivo, extrovertido y emocional.
  • Azul: Destaca por ser el color de aquellas personas que siguen un programa de entrenamiento riguroso.
  • Amarillo: son los que más hablan del mundo del deporte.
  • Verde: es el color de aquellos que muestran ánimo y apoyo.
  • Naranja: el tono elegido por aquellos que no pueden parar.
  • Gris: el color de quienes no abandonan nunca su plan deportivo.
  • Negro: Los líderes de grupo, les gusta tener el control.
  • Rosa: Ofrecen una energía reconfortante y controlan mejor sus nervios.
  • Blanco: Tienen la mente clara y transmiten esa claridad a sus compañeros.

Un pequeño artículo publicado en la web de El Marketing Deportivo informaba sobre algunos de los aspectos del color en el deporte, destacando que ejerce una función de diferenciación entre los deportistas pero que también tiene un impacto sobre la reglamentación (véase las banderas en automovilismo, por ejemplo) o también como jerarquía (el maillot amarillo, en el Tour de Francia). Lo cierto es que, como veis, color y deporte son dos ciencias que deben ir de la mano porque tienen mucho más que ver de lo que nos puede parecer en un principio.

El color juega una relevancia muy grande en el mundo del deporte y es por eso por lo que las tiendas que se encuentran especializadas en la venta de artículos deportivos han decidido, en los últimos tiempos, dotar de colores vivos a sus establecimientos. Es una técnica de marketing más que funciona a las mil maravillas y que, en opinión de los profesionales de Decolor, ha servido para que esas tiendas conectaran de una manera mucho más intensa con sus públicos objetivo.

Color es vida, y vida es negocio

El color es el elemento de marketing que más y mejor nos permite destacar y diferenciarnos de todas aquellas entidades que puedan ser de nuestra competencia. Por eso, es tan importante saber elegir cuál es el nuestro. Apostar por colores vivos es un acierto a día de hoy porque nos garantiza una amplia visibilidad y, por ende, muchas papeletas para hacer posible que el negocio funcione. Teniendo en cuenta, además, esa relación tan importante que apuntábamos entre deporte y color, encontramos lógico que las tiendas especializadas en algún tipo de ejercicio físico se hayan interesado tanto por la idoneidad de unos colores u otros antes de iniciar su actividad.

¡Cuántas empresas estarán agradecidas a los colores a los que se deben! ¡A cuánta gente habrán sido capaces de atraer gracias a su apuesta por un color determinado! La verdad es que se contabiliza este número por miles y miles de personas, estamos convencidos de ello. Ni que decir tiene que la influencia del color en lo que respecta a las ventas va a seguir siendo tremenda y que es evidente que va a seguir jugando un papel relevante a la hora de posicionar a la empresa entre las más interesantes de su sector.

Por otro lado, parece bastante lógico pensar que el marketing digital y el más tradicional tienen en el color el elemento básico de unión entre sí. Si algo conecta ambas técnicas, es un color que va a tener como principal cualidad que va a llamar la atención del público digital y del que no lo es. Y es que la viveza de un color va a seguir siendo la misma con independencia del soporte en el que se use. Es algo que ya ha quedado claro.

El color le da vida a las campañas y las estrategias de las empresas. Y esa vida, al final, termina generando buenas noticias para esas empresas. Y así va a seguir siendo, que a nadie le quepa duda alguna. Lo cierto es que, con independencia del sector en el que nos encontremos y de nuestro volumen de negocio, siempre podremos contar con un aliado que significará un elemento característico a través del cual podremos generar una ventaja competitiva que nos ponga a la vanguardia de nuestra actividad.

 

Deja una respuesta