Di adiós a la pereza.

Después de un largo día mientras descansaba en el hotel de Barcelona, me di cuenta que si descansaba me perdía cosas de esa ciudad.

Te levantas temprano para prepararte e ir al trabajo. Tardas más de una hora en llegar debido a los atascos que hay en las carreteras. Después de un día duro sales de trabajar y tardas otra hora en volver a tu casa. Llegas cansado y no te apetece hacer nada y te tiras el resto del día tirado en el sofá hasta que llega la hora de cenar, ducharse e ir a dormir. Al día siguiente la misma rutina, a la semana siguiente lo mismo, el mes siguiente igual…

Pero en la vida no es todo trabajar y descansar, hay que disfrutar del momento y tener la mente ocupada en otros quehaceres que no sean el trabajo y el descanso. De ese modo se puede disfrutar de la vida, del día a día y del momento. ¿ Y qué se puede hacer para entretenerse?

Pues depende del momento, de los gustos, del día, de la economía de cada uno pero siempre hay alternativas. Por ejemplo, entre diario se puede hacer actividades físicas sin necesidad de ir a un gimnasio caro. Basta con salir a pasear con tu música, o quedar con los amigos para jugar un partido de fútbol o baloncesto, incluso ir a pasear al perro ya es hacer ejercicio. Muchas veces da pereza el ponerse hacer una actividad deportiva y más cuando no estamos acostumbrados, pero seguramente a todos nos pasa lo mismo cuando terminamos ese partido con los amigos o esa larga caminata: y es esa sensación de bien estar; sobre todo después de la ducha agradable. Mientras uno hace ejercicio a parte de mejorar la salud también tiene otros aspectos positivos y es que estás rodeado con más gente, te ríes y lo pasas bien, te relacionas, hablas y cotilleas. Tu mente está ocupada y no pensando en la rutina diaria del trabajo, te despejas y disfrutas del deporte, de tu salud etc. Es más, típico es el jugar un partido de fútbol que lo bueno viene después y es el quedar con ellos después de la ducha para tomar unas cervezas y hablar de otras cosas, e igualmente te has entretenido y has dejado de lado la rutina del día a día.

Llega el fin de semana y mucha gente le apetece estar más en casa que salir y disfrutar. Su excusa es que están cansados, pero a la larga de lo que uno esta cansado realmente es de no haber disfrutado del tiempo y de la vida; el trabajo hay que hacerlo, pues es un medio que necesitamos para la vida, pero el tiempo libre se pierde bastante con las horas de descanso. Y es que el cuerpo humano aguanta mucho, pero nos hemos acostumbrado al mínimo esfuerzo. Si ese fin de semana que tienes libre lo aprovechas para conocer sitios y viajar ganas mucho en calidad de vida. No hace falta gastarse mucho dinero si todo esta planeado: basta con preparase unos bocadillos, planear una ruta y disfrutar. Se puede conocer lugares cercanos a donde uno vive sin necesidad de viajar lejos y que se haga muy pesado, muchas veces lo menos conocido es lo más cercano, con Internet te puedes informar y conseguir buenos planes. Que, ¿por otras circunstancias no puedes viajar?, pues sales con los amigos a tomar algo, a cenar o a pasar la tarde al cine. Es decir,a hacer cosas entretenidas y tener la mente ocupada con actividades placenteras. ¿Quién no disfruta de una cena con los amigos en un bar de tapas contando batallas o del “ligoteo” en una discoteca sumado a unas copas de más…?

Así que el consejo que les puedo dar para disfrutar es el siguiente: el tiempo libre úsalo para moverte, juntarte con los amigos, salir y viajar…y no tanto para descansar, que el descanso se lleva mucho tiempo. El trabajo hay que hacerlo por obligación, pero el descanso hay que hacerlo cuando uno realmente está cansado, cuando tenemos impedimentos físicos que necesiten el reposo adecuado, y una vez cargadas las pilas, ¡a salir de casa y disfrutar de los nuestros!

Deja una respuesta