Felicidad y trabajo pueden ir de la mano

Felicidad y trabajo pueden ir de la mano

Actualmente España se encuentra entre los países menos productivos de la Unión Europea en relación a las horas de trabajo que invierten los empleados en sus empresas. El hecho de querer salir a la hora puede ser considerado un aspecto negativo, por demostrar “poco compromiso” con la empresa. Sin embargo, en otros países, como por ejemplo Suiza, ocurre todo lo contrario, salir un minuto tarde de tu horario laboral es considerado como una muestra de que eres poco eficaz en tu labor.

La dificultad que representan estas jornadas tan largas, principalmente para la conciliación familiar, es uno de los aspectos que más infeliz puede hacer a un trabajador, lo cual es un problema que debe solucionarse cuanto antes porque como ya saben muchas empresas, su éxito depende en gran medida de su capacidad para tener contentos a sus empleados.

Las claves del éxito radican en tratar a tus empleados como personas. Puede parecer muy obvio, pero a todos nos gusta que nos traten bien y desarrollar nuestra labor en un entorno más amable, lo facilita. Que se tenga en cuenta la vida personal, ofreciendo días libres en ocasiones necesarias o la oportunidad de trabajar desde casa, cuando sea posible, también afecta a la satisfacción de los trabajadores. De igual manera, ofrecer compensaciones no solo económicas si no de tiempo libre y cursos de formación interesantes harán que los empleados se sientan felices.

Y la felicidad es sinónimo de productividad. Es evidente que una persona feliz en su trabajo no solo es más productiva, sino que esa productividad se traduce, sin duda, en motivación y en ganas de mejorar para dar lo mejor de uno mismo. Un empleado así dentro de la empresa es fundamental para que todos los proyectos, programas y actividades de los diferentes departamentos de una entidad salgan adelante con la menor cantidad de problemas posible y con una mayor eficacia y eficiencia.

Turismo, el sector que hace más felices a sus empleados

Desde hace décadas la carrera de turismo se encuentra entre las más demandadas de nuestro país. El motivo no es solo que veamos que se trata de un empleo de futuro, ya que el sector representa una parte importante del Producto Interior Bruto de nuestra economía, si no que destaca como una de las actividades que hace más feliz a quien vive de ello.

Solo estos dos motivos son un gran reclamo, dicen que, si eres capaz de elegir un trabajo que te apasione, nunca volverás a trabajar y, aunque también se trata de desarrollar puestos muy exigentes, los empleados del sector señalan estos puntos como los que más les gustan de su trabajo:

  • En la mayoría de los puestos se realiza un trabajo variado, y al tratar con personas, otro de los puntos a destacar, es que cada día puede ser diferente. Las personas que deciden dedicarse al sector valoran la idea de no tener un trabajo rutinario y predecible.
  • Por lo tanto, se trata de gente dinámica, interesante y optimista que valora encontrar estas cualidades en sus compañeros. Ser creativo, tener una mente abierta y una visión global es clave en el desarrollo de estos puestos.
  • Se trata de un mundo lleno de posibilidades de crecimiento, lo que te ofrece la oportunidad de ganar experiencia rápido y trabajar muchas habilidades distintas. Ser un “todoterreno” esta muy valorado, y no solo en este sector, es una cualidad que puedes usar el resto de tu vida.

Los empleos más demandados

La actualidad del sector turismo es que se sitúa en un ambiente empresarial ampliamente competitivo. Esto obliga a mantenerse en continua renovación para adaptar y adecuar la situación del mercado en cada momento. De ahí que, además de los clásicos empleos de camareras de piso, cocineros, recepcionistas y demás, la implantación de las nuevas tecnologías y desafíos como la digitalización empresarial, la conectividad del consumidor actual y la valoración de sus datos están dando lugar a la aparición de nuevos perfiles profesionales que empiezan a ser fundamentales para el buen funcionamiento de cualquier empresa del sector.

Aunque se trata de profesiones relativamente recientes, lo cierto es que la de Community Manager y el Desarrollo de marketing hotelero, son según Hotel-up, una de las más demandadas dentro del sector del turismo. Se trata de dos figuras que gestionan las redes sociales y la comunicación on-line a través de la web del propio hotel, para lograr posicionarlo por delante de la competencia a través de la realización de promociones, captación y fidelización de clientes, con el fin de incrementar las ventas y la reputación del negocio.

La labor de Recepcionista también es de las más demandadas, ya que con la evolución del sector se buscan personas muy bien preparadas que sean capaces de ofrecer la primera mejor imagen posible al cliente. Los requisitos para ocupar el puesto generalmente suelen ser formación en Hostelería o Turismo, idiomas, capacidad para trabajar en equipo y buen trato con el público.

Aunque puede que cambie de nombre dependiendo de la empresa, pero hoy en día muchas apuestan por disponer de un departamento de Atención al cliente, cuya finalidad sea asegurarse que el cliente quede satisfecho.  El conocimiento fluido de idiomas, poseer una actitud proactiva y resolutiva y ser capaces de orientar al cliente son las cualidades que se esperan de las personas que ocupan estos puestos.

Pero sin duda, los empleos más ofertados siguen siendo los de camareros, cocineros, gobernantas o servicio de limpieza.