¿Cómo elegir el mejor blanqueamiento dental?

¿Cómo elegir el mejor blanqueamiento dental?

Todos sabemos que en estos últimos años los blanqueamientos dentales han pasado a ser de los tratamientos que más se demandan por los usuarios en las clínicas, pues lo que hace es permitir que se eliminen determinadas manchas en la superficie de los dientes.

Para muchos pacientes el objetivo es lograr una bonita sonrisa y una mayor blancura en los dientes. El caso es que desde que nos aparecen los dientes, el color suele determinarlo la cuestión genética. El blanqueamiento dental es la solución, vamos con ello.

¿Qué tipos de blanqueamiento existen?

Como defienden los profesionales de la Clínica Dental Clemente Blanco, el tono de cada individuo depende del núcleo que tenga el propio diente, su transparencia y el esmalte. Los blanqueamientos se indican en las decoloraciones de distintos tipos, tanto en los dientes vitales como en los que no lo son, al igual que en los que se someten a tratamientos de carácter endodónticos. Aquí es necesario recordar que el odontólogo especialista debe asesorarnos para poder elegir el procedimiento que sea el más adecuado en cada caso.

No todos los pacientes necesitan la misma técnica ni la concentración de los agentes blanqueadores. Todo esto hace que los resultados que se consigan varíen según la clase de blanqueamiento y del producto que se emplee. Si te preguntaste alguna vez cómo elegir el mejor blanqueamiento a nivel dental, vas a tener que seguir leyendo y así descubrirás las diferencias de cada uno de los distintos métodos en la actualidad.

Este tipo de tratamientos se hacen bajo la supervisión del odontólogo y proporcionan muicha seguridad por sus grandes resultados, siendo la técnica que más se recomienda. En una sola sesión se puede rebajar el color amarillento del esmalte de los dientes, aunque en la mayoría de las ocasiones son necesarias 2 sesiones.

Veamos con los distintos blanqueamientos dentales:

Casero

En la actualidad que más se demanda, pues es sencilla, cómoda y eficaz. Aunque se aplica en casa, se realiza siempre bajo la supervisión del odontólogo, sin olvidarnos de las revisiones que se indican.

En estos casos, los agentes blanqueantes son los que se utilizan en consulta, pero menos concentrados y el gel tiene que tener una elevada viscosidad. Por todo ello, deben contener ácidos que le proporcione una mayor estabilidad por más tiempo, donde el ph máximo tendrá entre 6 y 7. Debemos tener en cuenta que entre los componentes destaca el carbopol, que es la sustancia encargada de regular el peróxido de carbono que es liberado y aporta su característica viscosidad.Son tratamientos con férula blanda y que se adapta a cada persona.

Blanqueamiento dental mixto o ambulatorio

Una técnica donde se asiste a la centro dental y se sigue el tratamiento en el hogar, Lo primero en la consulta es hacerla pertinente profilaxis, el registro fotográfico y tomar el color.
Los equipos de especialistas se encargarán de confeccionar, con una plancha de plástico flexible en una máquina de las que moldean de vacío, un molde que estará adaptado a la boca del paciente en cuestión.

Una vez se hagan las pertinentes pruebas, se citará al usuario de cara a realizar la prueba de la férula en la boca y se le darán las instrucciones en cuanto al tiempo y la frecuencia de uso.

Antes de proceder a la colocación de la férula en cuestión, tendrá que lavarse los dientes, color el material en el reservorio y deberá introducir la férula en la boca, donde se eliminarán los excesos con gasa. Todo va a depender del agente blanqueante, donde el odontólogo será el que determine el tiempo que tendrá que estar la férula en la cavidad oral.

El tratamiento puede durar tres semanas, pese a que el periodo puede llegar a ampliarse a como máximo seis en los casos más resistentes.
Interno
A veces, después de hacer un tratamiento de endodoncia, la pieza dental se puede llegar a teñir por el uso de una serie de materiales. En estos casos debemos recurrir a una clase de blanqueamiento más determinado.
El procedimiento tiene algo más de complejidad, puesto que, aunque se realizan los primeros pasos del blanqueamiento convencional, siempre va a ser necesario abrir la cámara pulpar y después el sellado de la zona cervical del conducto radicular. Una vez hecho esto, se termina grabando el ácido de la dentina y aplicando el agente encargado del blanqueamiento.
Todo esto nos deja como resultado el que podemos lograr el objetivo que se desea mediante distintos métodos, donde siempre dependerá de la concentración del producto que usemos y del periodo de tratamiento previsto. El mejor blanqueamiento va a ser el supervisado por el odontólogo, un especialista en odontología cualificado con experiencia.