Experiencias a gran velocidad que enganchan

Mi padre es una de esas personas que trabaja mucho, y se siente orgulloso de ello, aunque no pase tiempo con la familia o los amigos. Este pensamiento es bastante común hoy en día, y se repite debido a que antes quien trabajaba traía dinero a casa y eso era lo más importante para mantener a la familia.

Actualmente esto no es común, ya que nos hemos dado cuenta de que merece la pena no ser ricos y disfrutar de la familia, aunque claro está que todas las personas no piensan igual, y esto depende mucho de la educación que te hayan dado. Pero si miramos las nuevas generaciones, como los millenials, ponen el foco en disfrutar de la vida en lugar de dar importancia excesiva al trabajo.

Como decimos, las nuevas generaciones ponen el foco en disfrutar de las experiencias únicas de la vida, y esto es algo que muchas empresas comercializan. De esta manera encontramos las cajas con experiencias únicas, que consisten en una serie de sitios dónde puedes ir a un Spa, disfrutar de una comida gourmet o pilotar un coche de gama alta.

Otras personas tienden a ser como Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como. Es decir, prefieren tener hobbies más calmados, como la pintura, en el que se desarrollan habilidades como la creatividad y la paciencia, cosa que precisamente a las nuevas generaciones necesitan desarrollar.

Una de las experiencias que muchas personas, no sólo jóvenes, disfrutan es la de acudir al circuito con su propio coche. En el artículo de hoy vamos a hablar de todo lo necesario para poder acudir a un circuito y salir ileso en el intento. Antes de nada, si te planteas acudir a un circuito no te creas que eres el próximo Alonso o acabarás contra las protecciones.

Lo que debes de tener en cuenta antes de entrar al circuito

Antes de llegar a un circuito es recomendable hacer un curso de conducción. Los cursos de conducción te dan una base teórica y práctica importantísima para mejorar tu conducción, y posteriores trackdays afianzarán esos conocimientos y te harán un gran conductor. Además, muchos de estos cursos se imparten en circuitos

Es imprescindible conocer tu coche y cuídarlo. Debes saber si es de tracción delantera, total o trasera. Este último caso es el más complicado para la conducción, y el más apasionante. Examina si los controles de estabilidad son desconectables, y quítalos solo cuando te sientas seguro. Revisa las ruedas, los niveles, todo, como cuando vas a un viaje largo, antes del trackday. En cuanto a los neumáticos, ponles la presión alta, incluso a 3 bares, para evitar desgastarlos en exceso en sus flancos. Si ya lo están, no sirven. Revísalos tras cada parada en boxes.

Debes aprenderte las banderas. Son la manera a través de la cual los comisarios de pista se comunican contigo cuando ruedas: debes saber lo que dicen cuando agitan una amarilla o la catalana, por ejemplo. Debes obedecer ciegamente sus indicaciones, porque saben de seguridad mucho más que tú. Normalmente, antes de salir a pista te darán un briefing. ¡Es muy importante que atiendas! Y si te lees el Código Deportivo Internacional FIA, serás un alumno aventajado.

No seas nervioso. Un track day no es una carrera. Si estás muy tenso, cometerás errores. Empieza tranquilo y gana ritmo poco a poco, lee la información que te dan tus sentidos, los cambios de una pasada a otra. Conozco instructores que detectan rápido al tipo de conductores peligrosos incluso antes de que se suban al coche: resoplan, dan saltitos, no entienden ni asimilan lo que les dices, sudan antes de empezar.

Ten en cuenta las modificaciones de tu coche. Si has metido tu coche al taller para ponerle ciertas mejoras ten en cuenta que puedes dejar de cumplir el código de circulación, por lo que tendrás que utilizar un remolque. Esto pasa cuando introduces elementos que pueden provocar peligros a los demás coches, pero en el circuito al ser un espacio cerrado y fuera de las vías públicas se puede circular.

En estos casos es recomendable alquilar servicios de transportes si varios amigos tienen coches que no pueden circular. Transportes Cars es una empresa de transporte de vehículos por carretera especializada en el transporte nacional e internacional que ofrece sus servicios tanto para pymes, autónomos y grandes empresas como para particulares.