Elegir el Hostel adecuado

Elegir el Hostel adecuado

He necesitado alojarme en muchos Hostels, antes de desarrollar un incuestionable sexto sentido con el que ya nunca me equivoco a la hora de elegir la mejor opción posible de Hostel allí donde vaya.

Y es que, aunque no lo parezca nunca está de más seguir algunas recomendaciones para evitarnos pasar experiencias un tanto desagradables cuando lo que queremos es disfrutar de nuestro viaje y hacerlo de la forma más económica posible.

Después de haber viajado mucho con poco dinero en el bolsillo tengo más que comprobado que contar con menos presupuesto a la hora de viajar no tiene por qué suponer vivir malas experiencias en absoluto, tan solo se trata de informarse más y mejor y de prevenir aquellas situaciones que sí pueden darnos algunos problemas y desencuentros.

Digamos que quienes elegimos alojarnos en albergues lo hacemos, en parte, porque es una opción barata de alojamiento. No solo optamos por alojarnos en hostels, también entre el autobús o ir andando, elegimos ir andando, o en lugar de comer de restaurantes preferimos comprar la comida en un supermercado y hacer un pequeño picnic en el parque.

También optamos muchas veces por el Couchsurfing para intercambiar alojamiento con otros viajeros. Estamos abiertos a salir de nuestra zona de confort para encontrar alternativas más económicas y, lo cierto es que la mayoría de estas opciones acaban siendo más divertidas y resultan una estupenda forma de conocer gente del país que queremos visitar.

No obstante, nunca está de más conocer algunas recomendaciones, sobre todo a la hora de elegir un hostel u otro.

Recomendaciones para elegir un Hostel

Está claro que queremos encontrar la opción más barata, pero es conveniente tener en cuenta algunas cosas que muchos hemos aprendido por las malas, así nos ahorraremos posibles disgustos. Depende de nuestro presupuesto y las intenciones que tengamos cada uno para nuestro viaje, pero, es muy recomendable leer las opiniones.

Esas “reviews” de otros usuarios que nos aclaren un poco más sobre el hostel en el que queremos alojarnos.

Normalmente, los comentarios suelen ser positivos, recuerdo haber leído uno en el que hasta hablaban de la empresa que se había encargado de la limpieza del hostel, en el comentario hablaban de Stocknet Vallès que era la empresa que se encargaba de la limpieza profesional de ese establecimiento porque el propio cliente terminaría por contratar sus servicios al encontrar el hostel impecable.

De hecho, en este sentido tengo que apuntar que una de esas desagradables experiencias que experimenté en un hostel fue, precisamente, debido a uno que elegí en el centro de París, casi sin consultar previamente debido a la urgencia del momento.

Acabé en un hostel de mala muerte que lejos de estar impoluto tenía muchísima grasa y suciedad en todas partes, además las duchas eran mixtas y ¡estaban llenas de pelos! Fue tan desagradable que, aunque quería quedarme más en París como no había más sitios libres y ese sitio era tan horrible tuve que irme antes, no tuve tiempo ni de ver la Torre Eiffel.

Por eso os recomiendo, sea la situación que sea, que visitéis la página web del hostel y que veáis sus Redes Sociales para que podáis hacer una mejor idea del sitio en el que vais a alojaros.

Comprobar también la localización, ya que el hecho de que diga que se encuentra “céntrico” no tiene por qué significar precisamente eso, y más cuando hablamos de ciudades grandes o capitales.

Otro factor importante es el horario de recepción. Si no indica claramente “check-in24h” y tienes pensado llegar más tarde de la una de la madrugada, te recomiendo que contactes con el hostel antes de reservar. Tampoco te olvides de llevar siempre encima la dirección y el teléfono del establecimiento en caso de cualquier retraso que puedas tener.

Comprueba también que en el hostel tengan taquillas, suelen ser gratuitas y es mucho mejor dejar en ellas tus pertenencias. Si es así, es totalmente seguro dejarlas ahí, aunque dejes la habitación.

Siguiendo estos consejos pueden acabar disfrutando mucho más de alojarte en un hostel, de hecho, una de las ventajas de estos sitios es el sentimiento de comunidad que se crea, sobre todo si estás viajando solo, y es que, con pasarse por alguna zona común, como la cocina o el salón, durante 10 minutos, puedes conocer a viajeros como tú y hasta hacer un pequeño grupo para salir a tomar algo.

Además, la mayoría de los hostels suelen estar localizados en el centro, puerta con puerta con hoteles caros. O bien, en lugares remotos, en medio de la naturaleza o en un remoto pueblo que también puede tener mucho encanto para visitar.