Una escapada muy especial

Una escapada muy especial

Siempre que he viajado a ciertos rincones de España, en pequeñas escapadas y cosas así, y he visto los paisajes que esconde nuestro país, algunos de ellos tan poco conocidos, me pregunto por qué nos empeñamos en viajar fuera de nuestras fronteras cuando aún no conocemos lo que hay dentro. Según mi hermana ella prefiere viajar lejos para visitar lo que tiene cerca cuando sea anciana y yo lo que opino es que más vale visitar todo cuando tengas ocasión por si acaso luego se te escapa.

Hace unos años pasé unos días en Asturias y descubrí algunos rincones magníficos que jamás habría pensado que tenía tan cerca, de hecho, me gustaron tanto, que me dije a mi misma que antes de casarme regresaría allí con mi novio para hacerme un precioso reportaje que recordara ese día tan importante para el resto de mi vida. Y esa va a ser, precisamente, mi próxima escapada: me voy a Asturias a hacerme el reportaje pre-boda con el amor de mi vida.

Hemos contactado con Hevia Fotógrafos que tienen muy buenas referencias en Internet y nos van a hacer un reportaje por todo lo alto en algunas zonas preciosas. Hemos visitado algunas webs donde recomiendas lugares preciosos, además de los que yo ya conozco, y me quedo con este reportaje de skycanner para elegir más paisajes y al final hemos confeccionado la lista perfecta.

Nuestra lista

Cudillero: es un pueblo precioso, en el que ya estuve la otra vez, y lo hemos seleccionado porque queremos fotos en sus acantilados, preciosos y que ofrecen un paisaje impresionante.

Oviedo: Queremos ir a las iglesias de Santa María del Naranco y de San Miguel de Lillo que están a unos 100 metros la una de la otra, a las afueras de la ciudad, sobre una ladera del monte Naranco, rodeadas de verde y sin ninguna edificación cercana.

Taramundi: Una villa preciosa donde queremos hacer fotos porque tiene unas calles donde parece que no haya pasado el tiempo y se hayan quedado estancadas hace unos 100 años. Precioso.

Lagos de Covadonga: Un punto obligado para conseguir fotos mágicas. Es un lugar precioso, lleno de encanto, sacado de un cuento de hadas. Cuando fui la otra vez me recordó mucho a las verdes praderas que aparecen en los dibujos de Heidi, sólo que sin casita, sin Niebla y sin Pedro.

Cangas de Onís: un puente romano en perfecto estado sobre el río Sella. Quiero fotos sobre el puente desde lejos, para que se vea en todo su esplendor.

Parque Natural de Somiedo: es tan increíble que podríamos decir que es una de las mejores cosas que tiene Asturias. Está situado en la Cordillera Cantábrica y lo cubren bosques, prados y varios lagos y lagunas en los que se refleja el paisaje en los días claros. Mágico.

Y ya, fuera del tema de la fotografía, también queremos hacer un par de rutas de senderismo, la Ruta del Cares, en el Parque Nacional de los Picos de Europa donde hay un sendero que va desde Caín a Poncebos y atraviesa el desfiladero que sigue al río Cares a lo largo de paisajes de lo más dramáticos, y la ruta de la Senda del Oso, una vía verde de 22 kilómetros que empieza en Tuñón y acaba en Entrago, recorriendo paisajes naturales de gran belleza, cruzando ríos salvajes y atravesando túneles reclamados por la naturaleza por los que antiguamente pasaba el tren minero que circulaba por los valles de Trubia, Teverga y Quirós.

shutterstock_143589637reducida