Recetas con salsa de tomate casero

Recetas con salsa de tomate casero

Si hay una imagen que me evoca a mi vida en el pueblo, esa es la de cocinar. Siempre recuerdo a mi abuela con su mandil y entre fogones. Pero si hay un olor y sabor que me traslada hasta mi infancia es la del tomate casero. Sartenes llenas de tomates, mi abuela intentado que no saltara para no marchar y mis hermanos y yo peleándonos por arrebañar la cazuela. ¡Qué gustazo! Lo de ser cocinillas es algo que siempre estará agradecido a mi abuela. Ha sido su mejor legado.

Por eso hoy nos quiero contar una serie de recetas que podéis hacer en casa con tomate casero. Eso sí, en este caso ya no hace falta que os tiréis horas y horas en los fogones. Mi abuela alucinaría con la calidad que tienen ahora las empresas que hacen tomate casero. Mi referencia es Hida. Sus salsas caseras están cocinadas a fuego lento con ingredientes 100% naturales, aceite de oliva virgen extra. Es decir, como hacía mi abuela. Es la mejor selección de productos de la huerta, frescos y llenos de nutrientes para conseguir un producto de calidad, lleno de sabor y textura, que hará de tus platos de pasta la comida estrella de la familia.

Lo mejor es que estas salsas de tomate casero ya vienen con más ingredientes. Pues optar por la boloñesa con carne, atún o chorizo, salsa napolitana, tomate con albahaca, salsa de pisto alla genovese y salsa de pesto rosso. Seguro que ya se te está haciendo la boca agua porque hay cientos de recetas que puedes hacer con tomate casero.

Espaguetti son salsa de tomate casera

Nuestra primera receta es muy sencilla, pero al mismo tiempo muy rica. Los típicos spaguetis de toda la vida pero la sala de tomate casera, en este caso, con boloñesa.

Ingredientes

  • Espaguetis
  • Agua
  • Sal
  • Orégano
  • Nata de tofu (opcional)
  • Salta de tomate a la boloñesa (o una lata de tomate triturado)
  • Aceite
  • Sal
  • Ajo y guindilla (opcionales)

Preparación

Es tan sencillo como poner en una sartén un poco de aceite caliente y añadir el ajo pelado y una guindilla. Cuando el ajo esté dorado, echamos la lata de tomate a la boloñesa. Ponemos a fuego lento-medio, hasta conseguir la textura que más te guste.

Por otro lado, en una cacerola ponemos abundante agua al fuego siempre fuerte. Cuando empiece a hervir se añade sal y se echan los espaguetis. Si echas la pasta cuando está hirviendo, no se pega. Remueve de vez en cuando con una cuchara de madera. Lo mejor es que la retires cuando esté un poco dura, o como se suele decir, al dente. Aunque eso es cierto que va por gustos.

Empanada casera de atún con tomate

Si quieres subir el listón de las recetas, nuestra recomendación es que hagas una empanada de atún con tomate casero.

Ingredientes

  • Masa hecha para empanadas
  • 3 huevos cocidos
  • 2 pimientos verdes
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajos
  • 4 latas de atún
  • Tomate frito al gusto
  • Sal
  • Aceite de oliva

 

Preparación

En lo que estiramos la pasta, que la vamos a comprar ya hecha, vamos cociendo 3 huevos. Y vamos haciendo el relleno de nuestra empanada. Ponemos un poco de aceite de oliva a calentar en una sartén. Cuando esté caliente echaremos los ajos pelados y picados a trozos, la cebolla muy cortada en pequeñas y finas láminas y los pimientos verdes. Dejamos que se poche a fuego medio durante unos 10 minutos aproximadamente. Mucho ojo a esto porque es la clave para tener un buen sofrito.

Cuando la verdurita está pochada echaremos el atún junto al tomate frito. En esta ocasión, el tomate serán por gustos. Puedes optar por el que quieras dentro de la gran variedad que existe.

Una vez que los huevos están cocidos, pues los pelamos y los cortamos en tacos para añadirlos también a la mezcla. Removemos todo muy bien y mezclamos bien los alimentos. Con ya la masa estirada, la rellenamos con nuestro relleno y la vamos doblando por los lados para que este no se salga al hornearse. Aquí vamos a necesitar un tenedor para ir cerrándola los bordes. No nos olvidamos de una brocha de cocinar, para aplicar una yema batida para darle algo de brillo.

A nuestra obra de arte ya le queda muy poco.  Ahora habrá que meterla en el horno a 200º C durante unos 20-25 minutos hasta que veamos que está doradita y así de fácil. Una receta fácil pero que te puede sacar de más de un apuro.

Hoy te he presentado dos recetas que me trasladan a mi infancia y a las horas que pasaba con mi abuela. ¿Te atreves a hacerlas?