Nuevos empleos que se han ido creando con el desarrollo de la tecnología

En los últimos años hemos ido avanzando a pasos agigantados en lo que a tecnología se refiere. Lejos quedan ya aquellos tiempos en los que los bienes se hacían de uno en uno y por encargo. Hoy en día, la inmensa mayoría de los productos que adquirimos en cualquiera de las tiendas del mundo proviene de una cadena de producción. Un cambio en la forma de crear nuevos productos que ha supuesto una revolución industrial y que, sin duda, en su momento fue un hito muy importante. En la actualidad estamos viviendo otro de esos cambios de procedimientos y, lo cierto, es que este nuevo salto tecnológico y de procesos puede suponer una transición que, una vez superada, marque una nueva época que será recordada como lo fue la de Henry Ford. Pero la realidad, en esta ocasión, va mucho más allá y, además de la aplicación de nuevas tecnologías en la producción, también implicará la creación de nuevos puestos de trabajo, así como la desaparición de otros muchos que, por culpa del progreso, quedarán obsoletos para siempre. Por ello, a continuación, os hablaremos de los nuevos nichos de trabajo.

Son muchos los expertos que ya se atisban a dejar caer como serán los trabajadores del futuro. Quizá ese futuro todavía tarde unos cuantos años en llegar, pero vista la velocidad a la que avanza la tecnología, quizá nos encontremos con ellos más pronto que tarde. En ese próximo ciclo del que os hablamos, las personas tendrán un gran nivel de cualificación y ejercerán sus funciones, en la mayoría de los casos, desde casa, sin embargo, lo más llamativo es que, en ese futuro del que os hablamos, los compañeros serán robóticos. Además, las empresas ya empiezan a poner en valor la resiliencia, así como la capacidad creativa o la habilidad para resolver problemas complejos. Estos serán los requisitos que deban de cumplir los próximos aspirantes a un puesto de trabajo.

Sin embargo, hoy en día ya tenemos puestos de trabajo de nueva creación que han venido motivados por el continuo avance de la tecnología. Estos puestos van desde gestores de contenido social a programadores de robots informáticos para empresas y es que aquí es donde está el futuro. No obstante, con el paso de los años se han ido dando a conocer otros muchos empleos que, aunque no son tan tecnológicos, si que son propios del Siglo XXI ya que fue en este siglo en el que se han inventado o ideado. Las aplicaciones móviles han motivado que aparezcan servicios de paquetería a domicilio para llevar comida, bienes de primera necesidad o compras puntuales que nos hagan falta, pero el ingenio humano ha ido más allá y ha desarrollado Maletas por avión, una compañía que tiene como fuente principal de ingresos el envío, como su propio nombre indica, de maletas a través de aeronaves. Una solución eficaz para situaciones en las que queremos entregarle ropa o algún tipo de bienes a una persona que está a miles de kilómetros de distancia y de la que no disponemos el tiempo necesario para poder llevárselo personalmente. Pero este no es el único caso de éxito, Amazon, sin ir más lejos, es otro ejemplo de que una compañía que simplemente se dedique a poner en contacto a vendedores con compradores y que ellos ejerzan como intermediario logístico, puede ser uno de los casos de más éxito en el mundo. Es por ello por lo que debemos dedicar nuestros esfuerzos en pensar que es lo que necesita la gente, ya que de esta forma será como conseguiremos adelantarnos al futuro y buscar nuestra oportunidad laboral en los nuevos campos que se van desarrollando.

El sistema binario, el futuro de la humanidad

Los idiomas son una de las partes fundamentales que existen para que los humanos nos podamos entender. En este campo, la mayoría hemos decidido que el inglés sea el idioma común para todos y el que usemos para comunicarnos entre nosotros, sin embargo, con el desarrollo de la tecnología, cada es más fundamental que conozcamos otros códigos, tales como el binario, así como que sepamos de programación. Los robots y la informática son ya el presente, más que el futuro, por lo que debemos de ir adaptándonos a las nuevas realidades de la sociedad y será por aquí por donde más se desarrollen los empleos futuros.