Diferencias entre un psiquiatra y un psicólogo clínico

Diferencias entre un psiquiatra y un psicólogo clínico

Merece la pena establecer las diferencias existentes que hay entre un psiquiatra y un psicólogo clínico. Primeramente, debemos saber que ambas pertenecen a la salud de la mente, quizá por ello se suele confundir.

A la hora de establecer las diferencias, desde Psiquiatra Dr Hernández, creen que básicamente la diferencia entre ser psiquiatra y ser psicólogo clínico se encuentra en la formación que tienen ambos. Los psiquiatras estudian medicina y están especializados en enfermedades de carácter mental. Los psicólogos clínicos estudian la carrera de psicología y después hacen una especialidad en salud mental.

Estamos ante algo distinto, puesto que la carrera que se estudia es diferente, una es psicología y la otra es la carrera de medicina. Todo esto conforma que los contenidos que tiene su labor profesional es distinta, aunque si que es verdad que en algunos puntos tienen coincidencias.

Vamos a ver en este artículo las diferencias de forma más profunda entre los dos profesionales:

¿Qué es realmente un psiquiatra?

Hablamos de un profesional que primero debe estudiar la carrera de medicina que debe durar seis años. Cuando acabe la carrera de medicina, deberá aprobar un examen/oposición el denominado MIR.

Una vez que es aprobado para a ingresar en un centro hospitalario en la especialidad de psiquiatría por periodo de cuatro años, donde tendrá que especializarse en las enfermedades de carácter mental.

Cuando acabe el periodo, se va a obtener el título de psiquiatra, que no es sino e de Médico especializado en enfermedades de carácter mental.

Un psiquiatra ¿qué hace?

Básicamente lo que hace es establecer un diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de carácter mental, donde se suele se tratado prescribiendo medicación u otra clase de intervención de carácter médico para que equilibrar de forma biológicamente el cerebro.

¿Qué es un psicólogo clínico?

Este tipo de profesional es una empresa que debe primeramente estudiar la carrera de psicología que durara 4 años. Cuando acabe se tiene que aprobar un examen de oposición, el denominado PIR.

Una vez finalizado tiene que ingresar en un hospital o en un centro de salud mental, donde deberá estar como psicólogo interno residente en psicología clínica durante cuatro años y estará especializado en enfermedades de carácter mental.

Estamos ante una rama de la psicología que va encaminada a la salud, pero como todos sabemos, la psicología está encaminada a otra clase de especialidades de otros sectores. Desde la neuropsicología a los recursos humanos.

¿Qué hace un psicólogo clínico?

Básicamente su objetivo es el de hacer evaluaciones y realizar el tratamiento de los problemas de carácter psicológico que tengan los pacientes, tanto enfermedades como desórdenes a nivel mental.  Todo esto debe ser abordado con el objetivo de que se produzca una rehabilitación en lo psicológico, donde intervendrá de manera externa de cara que se modifiquen algunos funcionamientos cerebrales que no sean los debidos.

Para ello tiene que utilizar una serie de estrategia a la hora de manejar las emociones, ajustarlas, al igual que los pensamientos y muchas de las conductas. En este sentido se hacen análisis psicológicos, que son los que hacen posible que se produzca un autoconocimiento con aumento del control y que el propio paciente pueda llegar a reconocer los pensamientos que no son los adecuados y proceder a su corrección.

Muchas de las técnicas y diversos ejercicios, van rehabilitando eficazmente los comportamientos, conductas, pensamientos o las diversas emociones de carácter disfuncional. Todo esto hace que se modifiquen las variables a nivel psicológico que influyan en el mantenimiento de la enfermedad.

De igual manera, realiza un análisis del entorno a nivel social, pero también en cuanto a las emociones del propio paciente, donde deberá eliminar las variables a nivel ambiental que puedan llegar a favorecer o mantener la patología que presente.

Los psicólogos clínicos, intervienen en muchos campos, casi la totalidad de áreas en la vida de los pacientes, donde logran recuperar de forma total los problemas y busca la superación de las psicopatologías que presenten los pacientes.

Pensemos que el psicólogo clínico, por la formación que tene, conoce perfectamente la psicofarmacología, no tiene capacidad para la prescripción de medicamentos, pues esa parte pertenecen solo al psiquiatra.

El cerebro es un órgano complejo y que se ve sometido a muchas variables que influyen de forma importante en el origen y mantenimiento de muchos de los problemas en lo psicológico, los cuales tienen que estar empleados en muchos métodos de cara a que se aborden los tratamientos donde los dos profesionales acostumbran a trabajar de manera conjunta de cara a ofertar un tratamiento completo y que aborde de manera completa el problema psicológico que exista.