Cerraduras y Puertas: Seguridad y estilo

Cerraduras y Puertas: Seguridad y estilo

Cuando hablamos de puertas, lo primero que pensamos como factor determinante, es la seguridad que esta puede proporcionarle a la propiedad. Lo que ocurre es que por lo general es una elección pensada solamente tomando en cuenta el factor de la seguridad, pero no es necesario sacrificar el estilo y la decoración para tener la tranquilidad de que la puerta será lo suficientemente segura para proteger a nuestra familia.

Lo ideal es que podamos tener ambos aspectos, una puerta que encaje en la decoración pero que sea segura, y eso no es imposible de tener, sólo se debe conocer un poco sobre el tipo de puertas que podemos adquirir y a su vez, el tipo de cerradura que necesitamos, y es de eso de lo que hablaremos a continuación.

Puertas y tipos de puertas

Las puertas pueden definirse como la barrera móvil utilizada para cubrir una abertura, esta puede estar constituida por una plancha de algún material y se encuentra sujeta a un marco por medio de bisagras o cualquier otro mecanismo, se utilizan para dar acceso de un lado a otro, y se pueden asegurar con cerraduras o candados, en el diseño y decoración se clasifican en:

  1. Puertas de Interiores

Son las utilizadas dentro de un recinto, ideales para otorgar intimidad a los distintos espacios de la propiedad separándolos unos de otros y de controlar la entrada de luz natural, existen de diferentes tipos y modelos de los que hablaremos más adelante. Los materiales más utilizados para este tipo de puertas son:

  • Madera: Este material es probablemente el más popular de todos y el más tradicional debido a la facilidad que tiene de ser personalizada al gusto del usuario, se presta para ser combinada con otros materiales, y se adapta a cualquier estilo.
  • PVC: Contiene policloruro de vinilo como uno de los componentes principales de una mezcla polimérica de alta tecnología, son livianas y resistentes al agua, actualmente este material ha subido su popularidad, ya que se ajusta fácilmente a diferentes estilos y diseños.
  • Vidrio templado: Son un elemento funcional dentro de la decoración pues  además de complementar el estilo de la estancia y de dar una apariencia elegante, limpia y moderna, permiten ser combinados con otros materiales como la madera o el aluminio.
  • Aluminio: Al ser un material liviano y resistente, ofrece cualidades de aislamiento térmico, y son de fácil instalación.
  1. Puertas de exteriores

En una vivienda o propiedad empresarial, usualmente existen varios accesos que dan para la calle, la entrada principal y la del patio -en el caso de los hogares-, o también las entradas de puertas de edificios de oficinas, estacionamientos, etc.

Para este tipo de puertas que se enfrentan continuos cambios climáticos, se necesita utilizar materiales más resistentes y duraderos, pero que además puedan ofrecer la mejor seguridad ante los robos. Los materiales más usados para este tipo de puertas pueden ser:

  • Enchapado de acero o PVC: Resistentes a los cambios climáticos extremos, alto nivel de aislamiento térmico y acústico. Este material se adapta fácilmente a diversos diseños y a cualquier estilo.
  • Fibra de Vidrio: Son de gran durabilidad y resistentes a los cambios de temperatura, admiten el acristalamiento, y se adaptan a cualquier estilo de decoración.
  • Madera: Es el material más comercializado para puertas, la nobleza de este material se presta para trabajarla fácilmente y se adapta a los distintos estilos,

Ya teniendo esto en mente, podemos conocer los tipos de puertas que existen en el mercado, para así poder seleccionar la que se adapte mejor a nuestros gustos y a la decoración del lugar, estos son:

  • Estándar: Es la de mayor uso a nivel mundial, sistema de bisagras ancladas al marco que permiten un movimiento de la puerta de 90° para abrir y cerrar.
  • Holandesa: Presenta una división horizontal, cada una de sus partes tienen movimiento independiente, ideales para cuando hay presencia de niños, a quienes se le puede bloquear el paso cerrando la parte inferior.
  • Francesa: Presentan una división vertical, dando origen a dos paneles que se mueven independientemente y cierran en el centro.
  • Plegable: Formada por un conjunto de hojas articuladas que al abrirse quedan plegadas una al lado de la otra a modo de abanico. También llamada puerta acordeón.
  • Corrediza: Son paneles con movimiento horizontal, con un sistema de rieles que puede estar instalado tanto arriba como abajo.
  • Basculante: Son aquellas que para abrir y cerrar utilizan una guía con rodamientos basada en resortes de contrapeso o tensión, se suelen usar en los garajes.
  • Louver: Es un tipo de puerta que por su diseño da paso a la luz y a la ventilación, a través de un diseño de celosía.
  • Seguridad: Posee perfiles que refuerzan la estructura instalados de forma horizontal o vertical con cerraduras de seguridad.
  • Blindada: En su interior posee dos planchas de acero que están recubiertas por madera o metal y con una cerradura con escudo que otorga máxima seguridad.
  • Acorazada: Puerta de máxima seguridad, con tubos de hormigón y acero en su interior y recubiertos con madera.

Cerraduras y tipos de cerraduras

Una cerradura es un pequeño dispositivo, puede ser mecánico o electrónico que suele ser incorporado en puertas, cajones de armarios, cofres, entre otros. Este dispositivo tiene como principal función impedir el acceso al espacio que custodia, puede ser un inmueble, la gaveta de un escritorio, por mencionar algunos casos, con la finalidad de proteger su contenido.

Para hablar de ellas a profundidad, contamos con la experiencia de Mani-Grip en la fabricación de pomos, herraduras y otros accesorios fundamentales para la decoración y la seguridad del hogar.

  1. Tipos de cerraduras para puertas interiores y exteriores

Dentro de los tipos de cerradura para puertas, es importante considerar los niveles de seguridad de las mismas, por lo que a continuación se las explicamos detalladamente:

  • De seguridad básica:  Son aquellas que poseen sistema de pernos, resortes sencillos y contrapernos.
  • De seguridad media: Sistema más avanzado que el anterior, pero aun así no alcanzan mayor seguridad.
  • De seguridad alta: Mecanismo y sistema de llaves y se obtiene mayor seguridad.
  • De máxima seguridad: Sistemas que ofrecen seguridad confiable, evita acceso a personas no autorizadas.

La elección de alguna de estas, dependerá de las necesidades propias del usuario, ya que existen varios factores a considerar antes de instalar alguna cerradura, el principal el espacio que custodiará. Si estamos hablando de la gaveta de los medicamentos, tal vez con una cerradura de seguridad básica sea suficiente, pero ese tipo no es la ideal si estamos hablando de proteger una propiedad. Por ello, es importante saber qué tipo de puerta tendremos, en qué lugar se ubicará y qué tipo de cerradura es la más conveniente, de las que hablaremos a continuación:

  1. Tipos de Cerraduras:
  • Cerraduras cilíndricas: Este tipo es la que usualmente se utiliza, consta de un cilindro donde se introduce una llave.
  • Cerradura de combinación: Es aquella donde se establece una combinación de dígitos y solamente puede ser abierta de esa forma.
  • Cerradura de vuelta y media: Son aquellas que primero actúan como llave y después como picaporte.
  • Cerraduras computadas: Basadas en un sistema de magnetismo, donde las llaves poseen pequeñas perforaciones circulares.
  • Cerradura de 2 vueltas: En estas el pestillo sale con cada vuelta de la llave y sale dos veces.
  • Cerradura tubular: Son aquellas que poseen una pestaña o botón que al presionarlo permite trancar la puerta desde el interior.
  • Cerraduras multipunto: Es la que posee varios anclajes en diferentes puntos de la puerta. Aportan un nivel de seguridad máximo.
  • Cerradura de llave de pezón: Este tipo de cerradura permite ser abierta por cualquiera de sus lados, a través del uso de llaves.

Dentro de los tipos de cerradura, encontramos las cerraduras electrónicas o inteligentes, estas trabajan con tecnología para poder abrir y cerrar, pueden funcionar con tarjetas, códigos, huellas digitales, y les prestaremos especial atención pues han aumentado su popularidad en los últimos años.

Las cerraduras electrónicas son muy modernas y cómodas, por lo que cada día suman más usuarios, y es que ofrecen grandes ventajas generales como:

  • Instalar este tipo de cerraduras es muy sencillo de realizar, por lo que en pocos minutos estará operativa, siempre que la instalación se haya realizado adecuadamente, así como la programación del mismo. En este caso es importante contar con la ayuda de los expertos para así evitar errores en la instalación y programación que puedan interferir en el funcionamiento de la cerradura.
  • Disponen de un sistema de seguridad que es confiable, ya que son muy difíciles de violentar, lo que le dará más tranquilidad al usuario ante posibles robos.
  • El uso de las llaves queda sólo como una opción, si la cerradura lo permite y el usuario lo prefiere, porque el principal medio de desbloqueo de estas cerraduras es a través del ingreso de una clave numérica o alfanumérica, una señal que proviene de un mando o una aplicación del móvil, colocando su huella digital en el lector, entre otras opciones que no requieren llaves metálicas.

La seguridad es fundamental para proteger propiedades inmobiliarias, pero eso no significa que deba sacrificarse el estilo de decoración, por lo que entre las opciones de estilos de puertas y cerraduras, podemos encontrar el que se ajuste mejor a nuestros gustos.