20. Cómo se gestiona el tiempo al preparar unas oposiciones

La preparación adecuada para las oposiciones al final es algo que va a depender bastante más de cómo se puede gestionar nuestro tiempo que de los talentos y predisposiciones que de manera innata se puedan o no tener.

Piensa que en este sentido, hablamos de un proceso que nos puede llevar meses o años, adoptando una estrategia para el estudio que de verdad puede marcar las diferencias. Esto puede suceder cuando nos decidamos por el estudio bastantes horas más que si optamos por otra, solo porque se pueden aprovechar mejor las horas que podamos tener a la semana.

A todo esto se le añade que hay que valorar la capacidad de atención y hacer un buen uso de la misma, de tal manera que se exprima más esas sesiones y no lleguemos a pasar, como han podido comprobar en sus alumnos los profesionales de preparadorpt.com, pasando bastante rato mirando al móvil, picando entre horas o con solo mantener la mente en blanco.

Por todo ello, en este artículo queremos darte una serie de consejos para que puedas saber de qué forma gestionar el tiempo para preparar las oposiciones.

¿Cómo se gestiona el tiempo para poder preparar las oposiciones?

Este tipo de recomendaciones pueden ser de gran utilidad de cara a asegurar de que cada hora que estudies cuente para poder afrontar unas oposiciones y que puedas obtener una plaza.

Tener tu horario siempre a la vista

Fundamental el que vayas a diseñar un horario detallado de todo lo que quieras hacer los siete días a la semana y que vayas a imprimir una serie de copias, de tal forma que se cuelguen en un par o más sitios de la casa que se queden a la vista.

De esa forma va a ser más complicado que se te vaya a olvidar cuándo comenzar con los estudios y habrá una menor tendencia a poner las típicas excusas para acabar no haciéndolo.

Establecimiento de rutinas de inicio en las sesiones de estudio

Siempre va a ser importante que, además de concretar en tu horario cuando comenzará la sesión de estudio, te centres en hacer una acción e iniciar cada una de estas.

Plantear con antelación el tiempo de descanso

Hay que tener una mentalidad diferente. No por dedicar más tiempo al estudio se está más preparado. Todo ello debes combinarlo con actividades de descanso y ocio con las que puedes desconectar, relajarte y no sufrir un gran desgaste en lo psicológico en solo escasas semanas.

Algo importante es no improvisar, hay que saber de forma anticipada cuando deberás dejar de estudiar y el tiempo hasta que vaya a allegar el comienzo de otra sesión de estudio.

Respecto a esto, ten claro el horario semanal, tanto en las pausas breves que hagas como el tiempo que va a pasar entre las respectivas sesiones.

Lo mejor es que hagas una breve pausa por espacio de 5 o 10 minutos, cada media hora o cuarenta minutos y combinar todo esto con una serie de momentos de descanso de cerca de una hora.

Mantenimiento de una vida activa en lo social

No solo hay que trabajar duro estudiando y combinarlo con ocio en solitario, también es preciso socializar con otras personas, por lo que hay que reunirse siempre que sea posible con las personas queridas y ni renunciar a que se hagan amigos nuevos.

El que se siga quedando con las personas después de estudiar o al acabar la semana, ayuda a que se pueda dejar de repasar en lo mental los mismos conceptos, algo que es importante para que se no se desarrollen problemas con la ansiedad o el estrés, además de proporcionar un rendimiento mejor.

Como se puede disponer de las opiniones y de los puntos de vista, nos vamos a asegurar de que la forma en la que se interpretan las cosas no va a quedar empobrecida por el aislamiento social, puesto que vamos a poder ver los distintos matices de la totalidad de experiencias por las que vayamos a pasar.

No hacer sesiones demasiado dilatadas de estudio, sino que tendrán que ser demasiado cortas

Es bastante mejor establecer un horario que sea de garantías para poder estudiar a diario unas pocas horas que otro con el que tengas que interrumpir algunos días lo que estás estudiando al no ser capaz de afrontar unas sesiones tan extendidas.

Lo importante es exponerse con frecuencia a estas sesiones, para que los contenidos que puedas estudiar se asienten en la memoria. Así que ya sabes, desde aquí te deseamos suerte en este sentido.

Comparte este artículo:

Más popular
también te puede gustar
Scroll al inicio