Una buena mano de pintura a mi circuito de karting

Desde hace poco más de un año tengo un circuito de karting que anteriormente fue parte de un tío mío. La primera reacción fue de alegría, pues en aquel momento estaba con un empleo de teleoperador que no es que me gustase demasiado.

Cuando fui a Castellón a verlo, me di cuenta que iba a tocar hacer algunas obras para dejarlo atractivo cara al público. El edificio central y los boxes necesitaban una mano de pintura blanca y negra. La sorpresa vino por los karts, que los había modificado hacía unos pocos meses y estaban todos genial.

Con la herencia de mi tío también me vino un buen dinero que como el dejó escrito en su testamento, debería ir destinado a las obras del kart que considerásemos precisas, aunque él dejó algunas pistas para que supiéramos por donde comenzar. Los comienzos en una actividad que te gusta, pero donde no has tenido experiencia empresarial siempre es dura. Intenté aprender lo máximo posible de los profesionales con los que contaba mi tío y que me enseñaron bastante.

A la hora de encontrar una empresa de pinturas después de mucho mirar por la red, hice caso a un mecánico del taller que me dijo que cuando él trabajaba en Córdoba siempre tuvo buenas experiencias con Multipinturas. Les llamé para encargarles algunas pinturas que vi en su página y sin problemas realicé la compra, todo muy rápido y además les hice unas preguntas que me interesaban sobre lo durabilidad de las mismas.

En pocos días nos llegaron. La verdad es que los precios eran bastante asequibles y al estar online, puedes beneficiarte de sus productos comprando por Internet los que más te convengan. Nos dijeron que tenían una garantía de devolución de 15 días, pero no tuvimos que recurrir a ellos, pues era buena pintura.

Tuvimos suerte al estimar la cantidad de pintura, puesto que nos sobraron 3 botes que en el futuro nos vendrán bien para algunos toques que puedan ocurrir. Además de esta obra, cambiamos el equipo informático e hicimos una nueva web, cosas que mi tío tenía en mente, pero que fue retrasando. Cuando te toca continuar un negocio a sabiendas que el antiguo propietario era un familiar querido para ti, quieres que todo quede tal y como a él le hubiese gustado. Asfaltamos hace 2 meses de nuevo toda la pista y sinceramente nos ha quedado un circuito la mar de bonito.

Un proyecto interesante

A nivel de público estamos teniendo buena aceptación y hemos querido abrir una nueva vía a empresas que quieran pasar un día bonito con el karting. Por el momento está marchando realmente bien y puede que, de seguir así, tengamos hasta los fines de semana de los meses más bajos ocupados.

Siempre le estaré agradecido a haberme dado esta oportunidad, pues siempre adoré los karts y cuando él lo compró solía venir siempre desde Villarreal raudo a montar, le tenía a mi padre hasta el gorro. Así que ya sabéis, no tengáis miedo a continuar un negocio o a emprender, realmente es una aventura que merece la pena comenzar.