Los cojines, un complemento para el hogar

Seguro que todos estamos de acuerdo en que el sofá sigue siendo el principal mueble que tenemos en todos nuestros salones. Acertar con él es vital para tener buen confort. Los cojines también son importantes, porque de nada sirve que sean bonitos o que peguen con el sofá sino les usamos ¿no?

Después de la importancia que tiene el sofá, los cojines son unos complementos más importantes de lo que pueda parecer. Ellos sirven para que aumente el poder de atracción del sofá en cuestión, por lo que no está de más saber cuáles son los colores que combinan mejor con nuestro sofá. Vamos a darte algunas ideas para que sepas elegir los cojines para tu sofá, sea del tipo que sea. En algunos negocios como en Homeole están dedicados a la tarea de elegir la mejor decoración y al contar con buenos profesionales en el tema. Una buena forma de asegurar que aciertas.

Si el sofá es blanco, los cojines pueden ser de varios colores

Cuando un sofá es blanco, podemos tener cojines de cualquier tono. Estamos ante una ventaja y además el blanco transmite gran paz visual y serenidad. Depende del color que elijas de cojines, romperás en mayor o medida con la armonía.

Si el sofá es color turquesa, los cojines deberán tener colores llamativos

Este color en un sofá da un aire fresco al espacio. Los cojines mejor en tonos claros, aunque también se llevan los tonos fuertes y llamativos que creen un conjunto explosivo de luz y color.

Si el sofá es gris, los colores mejor degradados

Suele ser un color de los más favoritos en los países nórdicos y aquí también se han puesto de moda. Son de mantenimiento sufrido y se adaptan a cualquier estilo de decoración, también a los colores de los cojines. Con los que mejor combina es con el blanco y el negro.

Si el sofá es rojo, los cojines que aligeren el tono

Una buena opción es usar estampados combinados en cortinas o paredes, siendo lisos si son de la misma familia cromática.

Si el sofá es negro, los cojines que contrasten

Si tenemos las paredes blancas, un sofá negro queda perfecto. Aquí pasa como el blanco, cualquier color se potenciará, siendo bastante bueno el contraste con el blanco, los ocres, grises o rojos. Todos los que representen un contraste pegan mucho.

Sofá rosa, cojín rosa

Este color es complicado de conjuntar, aunque eso sí, genera un ambiente lleno de dulzura. Podemos optar por no alterar la apariencia que tiene y seleccionar los cojines en el mismo color pero en una tonalidad diferente. Los dorados o los negros tampoco combinan mal.

Hay más colores, pero hemos querido comentarte  algunos de ellos.

Ahora vamos con con las 3 claves para la combinación de cojines

De las tres claves, hay una de la que ya hemos hablado que es el color y donde no existen las normas fijas. Lo principal es elegir un color que te guste y después combinarlo.

Las otras dos vamos a ocuparnos de ellas:

Diseño: cuando combinamos cojines de telas estampadas y lisas, lo que ocurre es que se crea un equilibrio que lo que hace es sumar interés en lo decorativo. En caso de que busques mezclar diferentes estampados, te va a ser más sencillo si los mantienes en una única gama de color. Uno truco que suele funcionar es que los estampados sean de tamaños que complementen, aunque como en el caso de los colores no existen las reglas fijas.

Hay que tener en cuenta que las texturas también cuentan, pudiendo mezclarse tejidos diferentes como el lino, el terciopelo, el algodón o la lana. No hay que olvidarse de que los cojines no se ven solo, también deben sentirse. Estos son un elemento decorativo que tiene una gran función en la práctica, lo que hace que las texturas deban tenerse bastante en cuenta.

Colocación: aquí hablamos de todo un arte. La inspiración que tengamos y también el prueba/error. Es posible colocar los cojines en capas, donde los más grandes estarán detrás y así jugar con los tamaños, pero no te olvides que quede sitio para poderse sentar.

La fórmula perfecta no existen cuando queremos combinar cojines, pero si queremos un estilo ecléctico, suelen funcionar bastante bien los números impares. En caso de que el sofá sea de tres plazas, pueden poner cinco cojines diferentes con la paleta de color que hayas seleccionado.

En caso de buscar un efecto más tradicional, lo mejor es jugar con la simetría y los números pares. En este caso, uno o dos cojines grandes en los extremos con otros de menor tamaño delante.